domingo, 19 de agosto de 2018

Si yo fuera marciano

Con la nueva formación de la armada espacial, Roswell no va a dar abasto para hacer desaparecer tanto alienígena. Roswell está en Nuevo México. Gracias al avistamiento de material no identificado en su rancho un 14 de junio de 1947, Mac Brazel y su hijo Vernon consiguieron expandir una histeria que llevaba pelín congelada desde la invasión marciana de Orson Welles en 1938.

Seguramente el pueblo y el museo alienígena que adorna Roswell recobrarán vidilla, sobre todo marciana. Aunque, no nos vayamos a creer, luego se les quita. Por lo visto así se las gastan en Nuevo México. Con una autopsia y en caliente. Si yo fuera marciano, lo primero que hacía era quitarme de la ruta Tierra-Marte, buscarme otro planeta, no fuera que los humanos me quitaran un ojo. O algo peor: que les diera por arrancármelo.

viernes, 17 de agosto de 2018

Kit de inglés 107: couch potato


Hoy, una expresión reciente: couch potato. En inglés de andar por casa cáuch potéito. Y aquí la correcta. 

El primer vago tirado en el sofá que logró el calificativo de patata de sofá, couch potato en inglésapareció en Pasadena, California, en el verano de 1976. A Tom Iacino, amigo del dibujante cómico Robert Armstrong, se le atribuye la invención. A Armstrong le hizo gracia la expresión y en 1983 lanza con Jack Mingo The Official Couch Potato Handbook, La Guía Oficial del Vago Tirado en el Sofá, un libro ilustrado en clave de humor en el que el tubérculo exalta la vida holgazana que da la vida frente al televisor.   
    
Frase: The latest Newsweek cover portrays Trump as a "Lazy Boy," a junk-food laden couch potato.

La última portada del Newsweek presenta a Trump como un "Niño Perezoso", un vago tirado en el sofá bien pertrechado con comida basura.

miércoles, 15 de agosto de 2018

La versatilidad de la cabra puede activar los chakras


Si no bastara con la leche. De la cabra también sacamos compañía. Enseguida la podemos convertir en profesora invitada para dar la clase de ciencias naturales en la escuela que lo mismo nos sirve para quitar la malas hierbas sin que le dé acidez estomacal.

Pero ya lleva unos años que se le ha encontrado nueva ocupación: el yoga. Eso sí. Solo a las cabras africanas enanas se les permite esta práctica. El gusto del ungulado por la escalada lumbar, además de otras posiciones, hace las delicias de los yoguis. El aliento del animal, sus aguas menores y otras cosillas que el mamífero a veces tiene a bien verter sobre la esterilla del practicante contribuyen a que el yogui se sienta en plena naturaleza. No sé si la cabra logrará activar los chakras, pero sospecho que la diversión y el aroma chotuno, garantizados. 

martes, 14 de agosto de 2018

Paz, entre comillas

El profesor universitario Patrick Sharkey nos dice en su último libro Uneasy Peace (Paz Precaria) que desde mediados de los años 90 del siglo pasado los crímenes violentos y delitos contra la propiedad siguen descendiendo en casi todas las ciudades grandes de Estados Unidos. No cabe duda de que son buenas noticias. Según el doctor Sharkey, al esfuerzo comunitario de cientos de rostros desconocidos se debe esta hazaña. Curiosamente la página wiki no recoge este esfuerzo, aunque sí que menciona la acción policial, las leyes emitidas durante la presidencia Clinton para atajar la violencia, el aumento de reclusos, la legalización del aborto, el aumento de los ingresos, la presencia de plomo en las viviendas o el aumento de la inmigración como posibles factores contribuyentes al descenso.

Sin embargo, el doctor Sharkey, al igual que la página wiki, admite que desde el 2015 el número de homicidios y crímenes violentos está volviendo a recuperarse. Curiosamente los ataques contra la propiedad siguen bajando, al menos hasta el 2016. No he podido dar con datos más recientes.

Ya sabemos que uno de los grandes regalos que Estados Unidos ha dado al mundo es la desigualdad bochornosa. Skid Row, en Los Ángeles, es buena prueba de ello. Hay muchos skid rows, aunque los más importantes están en la costa oeste. Se trata de zonas habitadas por los desposeídos y los que han caído en desgracia. Una especie de la Cañada pero con distintas raíces.

En Estados Unidos estos barrios arrancan a mediados del siglo diecinueve con el despegue del ferrocarril. Por la demanda, pronto se crearon zonas con servicios clave como el burdel y la taberna para que el trabajador pudiera cubrir sus necesidades más básicas. Los hostales para albergar al temporero también proliferaron. Con el tiempo las hordas se fueron renovando. La depresión de los años 30, los 50 y los 60 también se dejaron ver. En los 70 la situación de los residentes empeoró notablemente. Los hábitos alcohólicos de los olvidados se remplazaron con los de los veteranos de Vietnam, que, rechazados por su gobierno, (a este le pareció que no era necesario hacer un seguimiento de los pacientes con problemas mentales en los centros de asistencia integrados en la comunidad) trajeron las drogas a Skid Row. Los excombatientes ya no están. Tampoco quedan los hostales. Casi todos se tiraron abajo, no rentaba arreglarlos, los precios que cobraban eran modestos y los propietarios no podían subsistir, pero la droga sigue. Adictos y vendedores de la mercancía, el spice es la estrella, se hacinan en las aceras de unas cuantas calles que en total suponen menos de un kilómetro cuadrado. Se calcula que unas 2521 personas han hecho de esta franja su hogar. El ayuntamiento ya ha anunciado que la gentrificación, es decir aburguesamiento y desplazamiento de la población existente, está cerca.

A ver si con un poco de suerte el optimismo pinkeriano que nos dice que con el tiempo nos hemos vuelto mejores y más empáticos sale a relucir entre los políticos y especuladores inmobiliarios y procuramos que a todos nos llegue lo suficiente para vivir con dignidad, en lugar de empujar y echar el fardo de la responsabilidad a lomos de otros.

lunes, 13 de agosto de 2018

¿Quién es América?

Sacha Baron Cohen nos lo cuenta en Who Is America? En cada episodio Baron Cohen adopta personalidades distintas. En el que abre la serie, aquí dejo unos minutos de muestra, hace de coronel israelí que trabaja para la inteligencia contraterrorista y que, supuestamente, defiende que se arme y entrene a los niños mayores de cuatro años en las escuelas. En su esfuerzo por descubrir América, el funcionario se entrevistará con personajes, muchos de ellos tan arrebatados con la idea de que alguien comparta sus miras, que serán incapaces de darse cuenta de que el supuesto funcionario les está tomando el pelo. La naturalidad con la que los invitados abren sus mentes ante la cámara no tiene desperdicio.

domingo, 12 de agosto de 2018

Del McDonald's a Iraq

Hace unos días The Daily Beast nos revelaba las fechorías y estafas de Jerome Jacobson, un expolicía que tuvo que abandonar la profesión por sufrir un accidente laboral. Se hizo mecánico, pero arreglar coches que no podía permitirse el lujo de comprar solo le trajo el deseo desorbitado de hacerse rico. Y cuanto antes mejor. Consiguió hacerse director de seguridad en Simon Marketing, una empresa encargada de imprimir las piezas del gran juego del Monopoly de McDonald's. Pronto Jacobson logró amañarlo, seleccionando ganadores de su confianza que, a cambio, le darían un porcentaje. Sus andanzas ya tienen actor y director. Matt Damon será Jacobson mientras que Ben Affleck se esconderá tras la cámara costeada por la Fox. 

Y otra historia de peligros y atracos bancarios aún más reciente. Esta, de momento, no tiene comprador para la gran pantalla, aunque sí editorial. Cherry, así se llama la novela de Nicholas Walker, saldrá a la venta el 14 de agosto. Los que han tenido la suerte de leerla le dan el sobresaliente. 

Como Jacobson, Walker tendrá que ver el lanzamiento de su obra entre barrotes. Walker llegó a los atracos tras más de 200 misiones como personal sanitario en Iraq. De regreso a la madre patria, la bebida y las drogas no pudieron frenar el trastorno de estrés postraumático que lo invadía. Los atracos terminaron de rematarlo.  

Cuando se le pregunta qué va a a hacer tras cumplir sus once años en prisión, Walker no lo tiene muy claro. "Quizás seguir escribiendo. Eso, o cavar agujeros o ser basurero. Qué otras opciones me quedan". Aunque las dudas no le asaltan cuando se trata de la ley. De ahora en adelante "Solo obedecer las leyes".

viernes, 10 de agosto de 2018

Kit de inglés 106: spin doctor

Hoy nos vamos de política con spin doctor. Esta forma se podría traducir por asesor político. Este asesor, es un personaje que se esconde tras una organización o figura pública para darle alas a su protegid@, normalmente con métodos poco ortodoxos.

Se piensa que spin doctor procede de to spin a yarn, una expresión que se remonta al siglo dieciocho y que equivaldría a nuestro contar cuentos chinos. To spin a yarn parece que comenzó entre los marineros, los cuales, en su tiempo libre, eran muy dados a darle a los hilos de los cabos. A los marineros también se les achaca contar rollos marineros una vez en tierra, esto es, historias de dudosa credibilidad. Si alguien picaba, se decía que el marinero te había liado, más bien hilado, un ovillo. Vamos, que con su labia te había engañado.

Se cree que spin doctor, en pronunciación de andar por casa sssspín dóktor, aquí la buena, comenzó en la era Nixon, aunque algunos posponen la fecha a 1984, cuando aparece por primera vez impresa en el New York Times para referirse a Donald Regan, jefe de gabinete de la Casa Blanca y conocido como Director of Spin Control (Director que Cotrola la Madeja).

Frase: Hope Hicks is Trump's new spin doctor in chief.
Hope Hicks es la nueva asesora jefe de Trump.