viernes, 15 de noviembre de 2019

kit de inglés 169: bad call

Y esta semana otra expresión que sale del mundo deportivo. Bad call. Literalmente mala llamada y que podría traducirse por mala decisión. 

La expresión surge en los años 70 de la década del siglo XIX, y se utilizaba para poner en duda la decisión de los árbitros de rugby. Pero es en la década de los 70 del siglo XX cuando adopta su sentido figurativo.


La pronunciación casera: bad col. Y la buena aquí (Minuto 1:24).

Frase: This is just another bad call. 

Se trata de otra mala decisión. 

Por supuesto, también hay buenas decisiones (Minuto 1:23).

jueves, 14 de noviembre de 2019

Tanto para esto, nuevo libro

Mi segundo libro ya está aquí. Tanto para esto (Editorial Drácena, Madrid). Una novela corta o cuento largo sobre el fracaso del sueño americano amparada por dos relatos cortos. Los que lo han leído, me han dicho que U.  S. Interstate (Autopista USA)así se llama la narración más larga, ofrece una lectura adictiva guiada por el diálogo.

Espero que guste este desastre americano. 

Tanto para esto

martes, 12 de noviembre de 2019

Se sale del plato

Pues sí. Nos estamos poniendo como el Quico. Al menos en Estados Unidos. Desde los años 60 del pasado siglo hasta nuestros días, las porciones se desbordan. Y lo mismo pasa con los refrescos. En los años 50, se servían 6,5 mililitros por vasito. Ahora casi se llega a los 1300. La industria de  comida rápida no es la única culpable del asunto. La industria vajillera también ha puesto su granito de arena, fabricando platos cada vez más grandes.

Bureau of Standards breaks up plates for a reason. Washington, D.C., May 23. Just about everything manufactured in this country is made the subject of tests in the Bureau of Standards here. Even the dinner plates used in restaurants go through a series of tests in order that the government may known just how long it can expect them to last in usage. R.F. Galler, Chief of the White Wear section, is here operating an impact machine to determine the amount of force necessary to cause those germ-concealing chips in a plate. Previous in this test, the plate is ground with porcelain to find out how long a plate may be handled before it loses its gleam, and samples are heated to find out how much heat is necessary to cause cracks to appear in the glazing

viernes, 8 de noviembre de 2019

Kit de inglés 168: all bets are off


Hoy, y ya que hablábamos de Kentucky ayer y los españoles están a punto de votar, una de apuestas deportivas. All bets are off. Literalmente todas las apuestas están cerradas y que podría traducirse por nuestro Cualquier cosa puede pasar o imposible predecir.

Se sabe que esta expresión saltó del mundo de las apuestas deportivas a principios del siglo XIX. En las apuestas hípicas es donde solía aparecer con mayor frecuencia.

La pronunciación para salir del paso. Ol bets ar of. Y la buena aquí.

Frase:

If the administration defied a court order, all bets are off

Si la administración desafía una orden judicial, puede pasar de todo. 

jueves, 7 de noviembre de 2019

¿Qué vota América?

Front view of White House


Y aquí en Madrid, llevo ya unas semanas, con las generales encima, y en América en fase de calentamiento con las locales y estatales del martes 5 de noviembre. Y parece que el personal se ha decantado por un abucheo a la política trumpetista, sobre todo en Virginia y Kentucky, donde las propuestas de acabar con lo público en lo sanitario (Medicaid) y de recargar a los profesores, de por sí ya bastante electrizados entre salarios irrisorios, carga lectiva y simulacros de trincheras, han sido rechazadas.

Vamos a ver si España, el 10 de noviembre, quiere lo mismo o se queda con la recarga.     

viernes, 1 de noviembre de 2019

Narrativa antropodérmica

This Bible is presented to the Conference on the Limitation of Armaments and dedicated to the Promotion of Goodwill Among the Nations by the New York Bible Society, November 11, 1921

Y para Halloween una de bibliopegia antropodérmica. El afortunado es James Allen, un malhechor redimido que dictó su confesión a su guardián en la prisión de Massachusetts y que pidió que la dejaran encuadernada con su piel. El ejemplar en cuestión sería entregado, a petición de Allen, a John A. Fenno, una de sus víctimas. El libro, the Narrative of the Life of James Allen, la Narrativa de la vida de James Allen, publicado en 1837, se puede ver en el Ateneo de Boston.

martes, 29 de octubre de 2019

Por la gloria de Roosevelt

En 1932 el informe elaborado por el doctor Wilbur, conservador y Secretario del Interior con el presidente Hoover, ya advertía que millones de americanos habían fallecido por falta de pudientes para poder pagarse las tarifas médicas y el tratamiento posterior. El mismo informe también anunciaba que otros pacientes fallecieron no por falta de dinero, sino porque a estos se les operó innecesariamente para que tuvieran que arrascarse el bolsillo con un diagnóstico fingido. Hoover no hizo nada para aliviar el peso de estos datos y a Roosevelt las cifras tampoco debieron impactarle mucho. Quizás fuera la presión del lobby de los médicos especialistas y de los cirujanos, el más influyente entre los médicos, el que terminara de convencerlo.

Walter Reed Hospital, July 4, 1920

Fue gracias a la inestimable ayuda del doctor Morris Fishbein, el editor de la revista médica the Journal of the American Medical Association, (la Revista Médica de la Asociación Americana), al que debemos que aún estemos deshojando la margarita: seguro médico estatal sí, seguro médico estatal no. Fue en ese mismo año, en 1932, cuando el doctor Morris Fishbein arremete contra la Comisión que había llevado a cabo el estudio y que estaba encabezada por el doctor Wilbur, tachando su informe de incitador a la revolución, socialista y comunista. La AMA (American Medical Association o Asociación Médica Americana), qué bonitas siglas en español, decidió en 1933 que, con estos tres títulos, quedaba claro que, en los asuntillos de salud, de ahora en adelante, se abría la cruzada contra las injerencias gubernamentales. Y así nos hemos quedado. Plantados en el no. 
Ya lo decía el magnífico Phil Ochs, If you can't afford my bill don't you tell me that you're ill. (Si no puedes pagarme la factura, no me digas que estás enfermo).