domingo, 30 de junio de 2019

¿Qué les falta a los demócratas?

Mira que me gustaría el tándem Warren/Harris, pero me parece que la niña que iba en uno de esos autobuses escolares se ha cargado un filón de votantes. Las camisetas con su foto (a casi 30 dólares la pieza) tampoco es que ayuden mucho. Oportunismo, lo llamarían algunos. Seguro que tampoco faltarán los que piensen que la respuesta ya la tenía en el bolsillo, lista para el debate. Y los economistas de rigor: Va a por los dineros, aprovechando que el asunto aún está tierno. 

Defender la participación de Biden en un programa federal de los años 70 que apoyaba el segregacionismo no resulta nada fácil, aunque se mitiga si a uno le da por pensar que, con su decisión, tal vez salvara la vida de muchos niños. Harris también cae en el error de asumir que los padres y tutores de los menores de color elegirían que sus hijos y pupilos compartieran autobuses con estudiantes de otras razas y etnias. En Berkeley, una burbuja liberal de altísimo poder adquisitivo, probablemente Harris nunca tuvo problemas ni en el autobús ni en la escuela. Además, el hecho de que la crítica con la que buscaba degollar a Biden proceda de una niña de familia bien, puede restarle credibilidad. 

How the peace congress receives its first practical suggestion

Biden no es que me haga mucho tilín, pero el huracán Harris con esto tal vez le haya hecho un favor: al votante demócrata medio, finolis, comedido, no le gustan los impulsivos. Casi que busca oradores en el sentido clásico, los voceras y los ordinarios le chirrían. Pensará que, para lo otro, le sobra y le basta con las acrobacias trumpianas.

De momento, me parece que ningún candidato responde a ese temperamento. Tal vez les falte aplomo, esa gravitas romana que Obama y Clinton supuraban. Hasta ahora, ninguno ha demostrado tener el tipo de carácter necesario para enfrentarse a Trump, porque Trump es fuego, ira, y para apagarlo, precisamente se requiere lo contrario, agua, alguien que no se pierda de vista ni un segundo, que sepa mantenerse a raya y no entre a saco. El demócrata que lo logre, tendrá más posibilidades de llevarse el gato al agua.

viernes, 28 de junio de 2019

Kit de inglés 150: play for keeps

Y como estamos de debates políticos, una de juegos: play for keeps. Literalmente jugar para quedarse y que equivaldría a nuestro ir en serio, o ir a ganar. La pronunciación para salir del apuro: pléi for kiiips. Y la buena aquí.

Salisbury, (N.C.) Cotton Mill. A game of marbles. All these boys work in the mill.  Location: Salisbury, North Carolina

La primera vez que se registra de manera escrita el sentido figurativo de esta expresión es en 1842, cuando aparece en el periódico de Misisipí el Hattiesburg American.

Frase: Cory Booker is not playing for keeps. 

Cory Booker no sale a ganar.

jueves, 27 de junio de 2019

Y el ganador del debate demócrata del miércoles fue...

Democratic Digest. Attorney General Tom Clark looking at Bill of Rights I
Nadie. A O’Rourke se lo comieron con patatas fritas. Le faltó nervio y se dispersó contando historietas lacrimógenas. La demócrata Klobuchar ya ha firmado su sentencia con su: "te puedo prometer que gobernaré con integridad. Gobernaré para ti". Booker y Bill de Blasio fueron las sabandijas de la cámara. Preguntarles qué harían con las grandes corporaciones les convirtió en dos perros de presa.


Warren estuvo bastante bien, pero da un tufo a establishement que no puede con él. Encima, se ha puesto de parte de Sanders en el asunto de eliminar la opción privada de la sanidad, con lo que se ha colgado la etiqueta de alerta, socialista. A Sanders le tocará esta noche explicar y hacer entender, si es que puede, su socialismo. Castro tampoco estuvo mal, pero apoya despenalizar la entrada de ilegales en el país. Jay Inslee, por su parte, metió el cuezo hasta dentro cuando dijo que era el candidato que más había hecho por los derechos de las mujeres en la cuestión del aborto. 

La redistribución de la riqueza es un concepto que el americano medio se niega a admitir. Nada es gratis. Cada uno que se saque las castañas del fuego, y, el que no pueda, que se aguante o que se conforme con subsidios irrisorios. Otro miedo que les acecha: que las grandes empresas se instalen en el extranjero porque los impuestos les abruman. Pero como sabemos con Trump y su "modelo americano" y su veintiuno por ciento esto no pasa.



martes, 25 de junio de 2019

La poeta laureada estadounidense de este año es

Bald eagle
Nos despedimos de la profesora y poeta laureada Tracy K. Smith para dar la bienvenida a una nueva poeta embajadora, Joy Harjo. Harjo, además de ser escritora, también es música. Y no empezó pronto. A los cuarenta se dio cuenta de su pasión por el saxofón. Harjo es de Tulsa, Oklahoma. Su nombramiento la convierte en el primer poeta laureado de Oklahoma. Harjo también es la primera persona de la Nación Muscogui Creek que recibe tal honor.

Harjo comenzó a escribir en 1973, y, desde entonces, vive en la carretera, compartiendo poesía. Ha publicado ocho libros de poesía, una memoria y libros para niños. Su primera colección de poemas, The Last Song, (La Última Canción), es de 1975. En ella se nos adentra en el mundo de los pueblos indígenas de Oklahoma y Nuevo México. También ha sido profesora en universidades de California y Tennessee.

Las composiciones de Harjo acuden a los temas de la curación y la transformación, la memoria y la evanescencia, a su responsabilidad por los que no están y los que vendrán. Y aunque Harjo no se desliga de su conciencia política ni de su feminismo dentro del espacio nativo americano estadounidense, la espiritualidad propia de las naciones nativas las derrota.

Aquí, el Poema del Águila, en boca de nuestra poeta. Su voz, la Madre tierra.

A Mobile llegó la Clotilda cargada de

Hace unos días celebrábamos el Juneteenth y hoy nos volvemos al sur, esta vez a las costas de Mobile, en Alabama. Y es que aquí, en diciembre del 2018, descubrieron los restos de la Clotilda, una goleta de 26 metros de eslora cargada con unos ciento diez esclavos arrancados de lo que hoy conocemos como Benín. Para no dejar rastro del desembarco, el esclavizador y hombre de negocios, Timothy Meaher, propietario del barco, ordenó al capitán Foster que lo quemara y que hundiera los restos. Esto sucedió en 1859 o 1860, cuando comerciar con esclavos era totalmente ilegal. En 1807 entró en vigor la Act Prohibiting Importation of Slaves (Acta de Prohibición del Tráfico de Esclavos), curiosamente impulsada por Thomas Jefferson, el virginiano terrateniente con posesiones humanas. La historia cuenta que esta hazaña se debió a una apuesta con unos caballeros de Nueva Inglaterra, aunque otros dicen que salió de otra apuesta con otro propietario de esclavos. Foster y Meaher fueron procesados, pero como no existían pruebas no se les pudo incriminar. Además, con la Guerra de Secesión en ciernes, el gobierno no tenía mucho tiempo para estas menudencias

Negro slaves 1862 Edisto Island, S.C. (plantation of James Hopkinson)

Estos hombres, mujeres y niños solo consiguieron su libertad con la victoria de la Unión. Con el dinero que ganaron trabajando las tierras de Meaher, treinta lo emplearon para comprarle un terruño al Meaher. Estos treinta fundaron una comunidad llamada Africatown, (Ciudad de África) en Mobile. Comunidad que, con el descubrimiento, espera recobrar su entidad histórica que el huracán Katrina se encargó de borrar. Desde el 2005 el gobierno estatal no había destinado ninguna partida económica para revitalizar la zona. De los 3, 5 millones de dólares destinados a limpiar los vertidos de petróleo de la zona, el gobierno se ha comprometido a levantar un museo que albergará una réplica de la goleta, crear otro centro de interpretación y hacer un parque. 

Para los descendientes de los que llegaron en la goleta estas acciones no bastan. Buscan entablar una conversación con los descendientes de Meaher, que aún mantienen su buen nombre y propiedades en la zona. Y, aunque se les ha pedido, de momento dan la callada por respuesta. 

Zora Neale Hurston recreó la tristeza y el dolor de KossolaCudjo Lewis en América, uno de los esclavos a bordo de la Clotilda, en su obra Barracoon: The Story of Last Black Cargo, (Barracón: La Historia del Último Cargamento Negro), best seller el año pasado pero que tardó 90 en encontrar editorial.

Curiosidades: Redoshi, también conocida como Tía Sally Smith, falleció en 1937, y fue la última superviviente de la Clotilda. También coincide en ser la única persona esclava a la que se le ha hecho una entrevista para su publicación en un periódico. Algunos piensan que Sylvester Magee fue el esclavo más longevo. En 1971 decía tener la tierna edad de 130, pero no está probado. Además, de momento, que se sepa, nadie ha pasado la barrera de los 123. Que se lo digan a Calment.
Aquí dejo una grabación que la propia Hurston, entre otras cosas escritora, activista y antropóloga, hizo en 1928 de los esclavos de la Clotilda.

domingo, 23 de junio de 2019

Los reyes de América

28 de agosto de 1815. Treinta y dos días de travesía a bordo del bergantín Comercio, disfrazado bajo el pseudónimo de M. Bouchard, un mercader francés. En su viaje le acompañaban su secretario personal, Louis Maillard, y cofres repletos de tesoros y dinero en efectivo que había logrado sacar de España. El vilipendiado Pepe Botella. José Bonaparte, exrey de España, y conocido en Estados Unidos con el título de Conde de Survilliers. De espíritu delicado, sentía debilidad por los caldos, las mujeres, el arte y las letras. De él se cuenta que recitaba con igual primor versos en italiano que en francés. El inglés solo lo llegó a chapurrear. Tasso, Racine o Corneille pasaban por su boca con voz poderosa. Su gusto por la literatura era tan exacerbado que en Estados Unidos tuvo la biblioteca del momento con mayor catálogo. 8000 volúmenes frente a los 6500 de la Biblioteca del Congreso.

A sugerencia del hermanísimo Napo, se levantó una casa (mansión, ver pintura adjunta) a medio camino entre Nueva York y Filadelfia, para que así estuviera cerca de la civilización y las noticias procedentes de Europa le llegaran sin dilación. En Bordertown, Nueva Jersey, localidad situada a 25 millas al norte de Filadelfia, la levantó el Conde. Como era de esperar, su popularidad subió como la espuma. Después de todo en aquellos días y en aquellas tierras no era muy frecuente encontrarse con miembros de la realeza. Pronto personalidades como John Quincy Adams, el Marqués de Lafayette, Henry Clay, Daniel Webster o Stephen Girard, un banquero francés afincado en Filadelfia que daba en ser el hombre más rico de la época en el país encontraron en su palacete los típicos entretenimientos cortesanos.

View near Bordenton, from the gardens of the Count De Survilliers

Con la compañía masculina cubierta solo le quedaba hacerse con la del sexo opuesto. Y la encontró pronto: Annette Savage, una cuáquera de 18 años a la que no le importó embadurnarse del escándalo de su amor ilícito. José Bonaparte había dejado esposa e hijos en Francia a los que, puntualmente, todo hay que decirlo, les pasaba la pensión. Dos hijas les dio Savage y una, Caroline, le dio descendencia.

En 1820 su palacete fue pasto de las llamas. Pero sus vecinos, vencidos por la cordialidad y los encantos del nuevo, lograron rescatar casi todos sus bienes, entregándoselos de inmediato. Desgraciadamente los libros no corrieron la misma suerte.

Pero no nos creamos que al Conde todo le fue de rositas, pues nada más llegar, a instancias del comodoro Lewis, decidió ir a presentar sus respetos al presidente Madison, no fuera que le deportara a Europa y terminara en Rusia. Pero Madison se hizo el sueco y no quiso ni verlo. Diecisiete años en América hasta que un día decide regresar a Francia. En 1832 se reúne con su familia legal dejando a la otra con Caroline. La otra había fallecido haciendo labores de jardinería. En su honor decir que de esta familia tampoco se desentendió y siempre les pasó manutención.

José Bonaparte también era dado a la caza. Y se dice que tenía obsesión por darse de bruces con el famoso Jersey Devil, Diablo de Jersey, una criatura alada y peluda, con pezuñas y cola. Obviamente el diablo lo volvió a encontrar en Francia porque, según él, nunca volvió a ser tan feliz.

Jérôme, el benjamín de la casa, también sintió la llamada americana. En 1803 en un viaje de placer se enamoró de Elisabeth Patterson, hija de un próspero comerciante de Baltimore. Pero los lazos fraternales eran poderosos. Así que ese mismo año el pequeñín se vuelve con la amada, pensando que el Hermanísimo, una vez que la conociera, cambiaría de opinión. Pues no. Ni la dejó desembarcar. De vuelta a América. Eso sí con una pensión anual de 60000 francos. Para quitarle el sabor amargo, a Jérôme lo casó con una princesa que le puso la corona de Westfalia. Napoleón anuló su matrimonio con la americana en 1805 que ya llevaba en su seno a un napoleoncín, Jérôme Napoleón. Patterson no se volvió a casar. Del matrimonio de Jérôme Napoleón con Susan May Williams, hija también de un comerciante de Baltimore, salieron dos hijos, Jerome Napoleón Bonaparte II, y Carlos José Bonaparte. Fijación con los nombres. Este último, de profesión abogado, y, por lo visto, implacable, cuenta con el honor de ser el fundador del FBI bajo la administración de Theodore Roosevelt. Aquí la crítica que hace Clauda Peiró del libro del historiador y escritor Pierre Branda, La saga de los Bonaparte.

De Jérôme Napoleón no quedan descendientes en Estados Unidos. El último falleció en 1945, mientras sacaba a pasear al perro en Central Park. Un tropezón con la correa y listo. Y el funcionario Carlos José no tuvo hijos. Sin embargo, sí quedan descendientes de la hermana de Napoleón, Carolina Bonaparte. De su matrimonio con Joaquín Murat, oficial de caballería de Bonaparte que sería ejecutado tras Waterloo, nacieron varios hijos que se instalarían en Estados Unidos en 1823. Aquiles, el mayor, era un pendenciero con suerte y de moral dudosa. Se casó con una biznieta de George Washington. Como el virginiano, también tenía esclavos. Del otro hermano, Lucien, quedan descendientes, aunque el mismo Lucien regresó a Francia en 1848.

Y lo que son las cosas, el único hermano que era capaz de plantarle cara a Napoleón, Lucien, es el que peor suerte corrió. Varias veces trató de huir a Estados Unidos con su mujer, Cristina Boyer, una pobretona que, lógicamente, no contaba con la aprobación del Hermanísimo. En su primer intento en 1810 fueron interceptados por los barcos de guerra británicos y llevados a Inglaterra donde permanecieron hasta Waterloo. En 1815 lo vuelven a intentar, pero no pueden salir porque no les dan pasaporte. De los hijos que Lucien tuvo con su segunda esposa, Cristina falleció muy joven, un par de ellos lograron poner los pies en América. El famoso ornitólogo y Segundo Príncipe de Canino y Musignano, Charles Lucien Jules Laurent Bonaparte, casado con su prima, una hija del exrey de España. También los puso Pierre, igualmente conocido aunque no por sus servicios a la humanidad sino por su mala reputación. Se casó tres veces con la misma mujer. En la primera ocasión era sombrerera y a la tercera acabó de princesa. Por cierto que Pierre le pidió dinero prestado para el negocio de su mujer al conservador de su hermano y este le dijo que no. Lo amenazó con el suicidio. Bálsamo. El suicidio lo vetaría de su amadísimo club. Así que no tuvo más remedio que soltar la mosca. Al angelito de Pierre también le gustaba montar gresca. En su casa mató de un disparo a un periodista, Victor Noir, que iba a anunciarle las intenciones de duelo del también periodista, político y escritor de ciencia ficción, Paschal Grousset. Decir que Grousset también vivió unos años exiliado en Estados Unidos. El hijo de Pierre, Roland, también era como el padre: muy lanzado y con buena vista para los negocios. Le echó el ojo a Marie-Félix Blanc, la hija de un excamarero que levantó el imperio de lo que hoy es el Casino de Montecarlo. Su dote no estaba mal: un millón de libras de 1880. Su retoño, Marie Bonaparte, Princesa de Grecia, experta en psicoanálisis, ya era hora de que alguien notara las rearezas de la familia, se convertiría en colaboradora de Freud. Pero ya nos salimos de América.

viernes, 21 de junio de 2019

Kit de inglés 149: out the wazoo

University of California at Los Angeles presents festival of American dance featuring "An American exodus"
Los profes de Braintree acabamos de colgar las notas de fin de curso en Aspen, la plataforma tecnológica que utilizan las escuelas públicas de Massachusetts para seguirle el rastro educativo al estudiante. Ayer íbamos con la lengua fuera y el trabajo nos salía por las orejas, de ahí que haya elegido su equivalente en inglés. Out the Wazoo. Aunque Wazoo es una localidad del estado de Washington, parece que no tiene relación con este lugar. En este caso, es mejor pensar mal y acertar, ya que el wazoo es sinónimo de ano, con lo cual esta expresión podría traducirse por salirle algo a uno hasta por el susodicho. De origen desconocido, esta expresión coloquial es bastante moderna. De manera escrita aparece en 1961 de la mano de una universidad jipi: la Universidad de California.


En pronunciación casera áut de guasú. Y la buena en este video tan gráfico.

Frase:

The federal government is spending money out the wazoo and both parties are equally to blame.

El gobierno federal está gastando dinero a espuertas y los dos partidos se llevan la culpa a partes iguales.

martes, 18 de junio de 2019

¿Quiénes se llevan la peor parte?

Las evaluaciones del alumno aún están calientes cuando nos enteramos de que, en una escala en la que se valora al profesor de 0 a 10, el profesor sale mejor parado que la profesora. Solo cuando el baremo se reduce a 6 puntos, disminuyen las diferencias. Los estudios también muestran que los alumnos masculinos son más exigentes con las mujeres. 

Desde mi experiencia personal son los profes simpáticos y afables los mejor valorados. No importa que sus clases sean simplonas. Los profesores exigentes y profesionales, especialmente las mujeres, son los que se llevan la peor parte. 

lunes, 17 de junio de 2019

El Junidiecinueve de Tejas

Otro saltito en la historia. Esta vez nos vamos con el mayor general, Gordon Granger, a Galveston, Tejas. Allí por lo visto no se habían enterado de que los que habían estado esclavizados ahora eran libres gracias a la Proclamación de Emancipación que el presidente Lincoln tuvo a bien emitir y que entró en vigor un 1 de enero de 1863.

Abraham Lincoln and his Emancipation Proclamation

El mayor general entró en Galveston dos años y medio después de que se emitiera dicha proclamación. Un 19 de junio de 1865, de ahí que a la celebración se la conozca por Juneteenth, una mezcla de junio y diecinueve. Algo así como Junidiecinueve.

El porqué de esta ignorancia y tardanza en aplicar la Proclamación se desconoce, aunque se barajan distintas hipótesis. Quizás los esclavizadores se estuvieran haciendo los suecos, siempre venía bien una manita gratuita, (unos 250000 esclavos en Tejas) con la cosecha de algodón. O tal vez fuera que, las noticias, efectivamente, se movieran a paso de tortuga en Tejas. Fuera lo que fuera, el caso es que, por fin, gracias a la Orden número 3, muchas familias desmembradas lograron reagruparse. Plegarias de agradecimiento, cantos y la inevitable barbacoa no faltaban para su celebración. Con los años se han ido añadiendo otras tradiciones, como los rodeos o el béisbol.

En 1980, gracias a los esfuerzos del diputado por Houston, Al Edwards, Juneteenth alcanzó el rango de fiesta a nivel estatal en Tejas, aunque también lo es en otros 43 estados. Po el contrario, Hawái, Montana y las dos Dakotas no dan su brazo a torcer.  

Ralph Waldo Ellison, el creador de la magnífica El hombre invisible, dejó su Juneteenth inacabado. Por cierto que fue en la casa de verano que tenía en Massachusetts donde perdió, según él, más de 300 páginas de la obra. Las devoró el fuego.

domingo, 16 de junio de 2019

Un 17 de junio de 1775

Abrimos con una de historia. Tal día como hoy, pero de 1775, la batalla de Bunker Hill. Victoria pírrica británica sobre las tropas coloniales y que sirvió para convencer a los americanos de que las fuerzas británicas podían ser derrotadas. Al mando de las fuerzas británicas los tres mejores generales que su Majestad Jorge III pudo encontrar: William Howe, John Burgoyne y Henry Clinton para socorrer al general Thomas Gage, que se las estaba viendo y deseando para contener a los colonos. Del bando opuesto el coronel William Prescott. Y desde lo que hoy se considera Quincy, Braintree en aquellos tiempos, Abigail Adams y futuro presidente Quincy Adams, papá Adams estaba en Filadelfia, en el Congreso Continental, observando la humareda.

El monumento de Bunker Hill

En 1843, con granito de las canteras de Quincy, se levantó un obelisco gracias a los esfuerzos recaudatorios de la señora Sarah Josepha Hale, editora de la revista Godey's Lady's Book, Libro para damas de Godey, la revista más influyente de la época. Aquí Edgar Allan Poe publicó sus primeros cuentos.

Y aquí al actor encarnando a un soldado americano con mosquetón. Tres disparos y solo uno cuajó.

jueves, 13 de junio de 2019

Día de la Bandera o Happy Birthday, dear president

Hoy, 14 de junio., aparcamos el kit de inglés para felicitar al presidente, que es su cumple. Y, casualidad, coincide con el Día de la Bandera (Flag Day). Para celebrarlo, parece que es típico llevar los tres colores puestos, azul, blanco y rojo, y aderezarlos con banderitas de mano. Si se es trumpista seguramente convivirán con las Haz América Grande otra vez.

La festividad no se contempla a nivel federal, aunque el presidente, si se pone en sus trece, puede obligar a que se respete. Con eso de que es su cumpleaños, y, para remate, también el de la Armada, lo mismo coge pataleta. Eso sí, el discurso presidencial no faltará.

El Día de la Bandera conmemora su adopción un 14 de junio de 1777 durante el Segundo Congreso Continental. Fue el presidente Wilson, en 1916, el que instauró la celebración, aunque fue en 1946, con Truman, el que la elevara, mediante un acta del Congreso, a categoría de día nacional. Se piensa que la idea de celebrar el cumpleaños de la bandera salió en 1885 de BJ Cigrand, un profesor de escuela de Wisconsin. Aunque fue Pensilvania, en 1937, el primer estado en elevar el Día de la Bandera a categoría de festividad estatal. Aquí, en Quincy, Massachusetts, se lleva celebrando desde 1952.

American Flag at Post Office [...]

¿Y por qué no es fiesta nacional?

Simplemente porque el calendario ya está lleno y esta pilla entre el Memorial Day (Día de los Caídos) a finales de mayo, y el fin del curso escolar. Y porque se supone que la festividad es un evento de carácter civil, no estatal. Y, lo más importante, porque aquí, el Día la Bandera, seguramente para muchos, no se pierda un día del calendario.

Para su cumple, Trump iba a contar con Kathy Berden, miembro del Comité Femenino del Partido Republicano. Veteranos de guerra, sin duda, y un eagle scout (máximo rango que puede alcanzar un boy scout) para que le enseñara a plegar la bandera. También le iban a endulzar el oído con canciones patrióticas. Incluso habían invitado a un inmigrante legal para que les explicara lo que la bandera representaba para él.

Y para amortizar la comilona, gran selección en prendas de vestir y accesorios listos para la venta: gorras, pegatinas, libros, pancartas para el jardín, y los tees, soportes que se clavan en la tierra para estabilizar la pelotita de golf antes de lanzarla, Made in America con y sin el motivo Trump Haz América Grande otra vez. 

Por cierto, que los que quieran doble celebración ya pueden darse prisa. Será en el Best Western en Birch Run, en Michigan. ¿Y por qué en Saginaw County y no en Detroit, por ejemplo? Por un hecho histórico para los del condado. Desde 1984 no ha habido candidato republicano que se lo llevara. Trump rompió la racha: 45469 votos para él y 44295 para la Clinton.

Happy birthday, Mr. President.

miércoles, 12 de junio de 2019

Más Seguridad Social

Me siguen llegando documentos de la Embajada. Aquí dejo la presentación que la Consejería de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social ofreció a los residentes españoles en Boston.

martes, 11 de junio de 2019

Ciudad moderna, plus por peligrosidad

Esta mañana a eso de las 6 descarriló un vagón de metro de la linea roja (la que pasa por la Universidad de Harvard) en la estación de JFK. Pasadas las 7 de la tarde mías, aún no lo habían retirado. Y ya van dos veces en cuatro días con ruedas cuadradas. Cuatro este año. El descarrilamiento anterior se lo llevó la linea verde. Fallo humano hace tres días y hoy, mecánico. Hasta el alcalde ha tenido que salir a la palestra para dar a los responsables un tirón de orejas.

[Horses with wagons on snow covered street, Washington, D.C.]

Los sin abono como siempre a jorobarse. Y es que han tenido que saltar a otro medio de locomoción alternativo y, como era de esperar, la MBTA no ha reaccionado a tiempo, y el trayecto de escapada ha tocado pagarlo. Los suertudos que pudieron costearse un Lyft hasta 163 dólares les han soplado por el trayecto JFK-Boston. Y seguro que también han llegado tarde porque la salida 15 de la I-93 cortada para dejar entrada a la maquinaria que sacará, aún no sabemos cuándo, los vagones de metro. Afortunadamente solo una persona herida y sesenta evacuadas. Al MBTA, sistema de transporte que solo cuenta con 122 años de vida, parece que le cuesta deshacerse de sus queridas reliquias. Y en julio suben las tarifas. Y todo por catorce años de malas inversiones en una cosa que se llama swaps. Desde el 2016, doscientos treinta y seis millones de dólares se han perdido. Para que nos hagamos idea del desastre económico: pagar el seguro cuesta seis veces más que el valor de lo que se quiere asegurar. En ciudad moderna, plus por peligrosidad.

lunes, 10 de junio de 2019

El nombre clavado sobre el césped

House for sale at 6911 Eighth St. N.W., Washington, D.C.
Cada vez que paso por delante de una casa en venta me pregunto quién sería el que se sacó de la manga esos postes que se clavan en los jardines de las casas. Imagino que este tipo de señal proliferaría en los años 40 con el regreso de los veteranos de la Segunda Guerra Mundial.


Desconozco cómo sería el primer cartelito que se colgó, pero no cabe duda de que estos, como todos, han evolucionado. Las empresas que se dedican a la creación de estas pancartas anunciadoras, Dee es una de ellas, han diseñado imágenes a las que uno, a fuerza de verlas, es capaz de asociar con la empresa que representa. Y a las inmobiliarias les da igual que la casa esté en venta o ya esté vendida. Si se da esta última circunstancia cambian el se vende por un demasiado tarde y listos. Cualquier momento es ocasión para dejar el nombre clavado sobre el césped.

domingo, 9 de junio de 2019

Seguridad Social española para residentes en Estados Unidos

El otro día estuve en una charla de la Consejería de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social para los españoles residentes en Estados Unidos. Como suele suceder cuando se lidia con la Seguridad Social, las cifras en un caldo numérico de digestión difícil. Para complicar las cosas, el caldo de cada ciudadano es personal e intransferible, con lo que las cifras a aplicarnos y los resultados variarán.

Información a destacar: los que están en situación de desempleo, NO tienen derecho a la asistencia sanitaria pública en los desplazamientos temporales a España.  

Los que quieran saber más sobre sus finanzas pueden dirigirse a la Consejería de Finanzas en el exterior (solo Estados Unidos). Correo electrónico: finanzas.usa@minhafp.es

El de la Seguridad Social, por si acaso la lectura del folleto informativo (lo adjunto al final) se nos atraganta y no llegamos a dar con él: estadosunidos@mitramiss.es

Páginas web de interés: 



Convenios:


Para los que necesiten el certificado electrónico:
  

El certificado se puede solicitar desde los USA. Pero hay que personarse en el consulado que nos toque para que comprueben nuestra identidad.

La activación del DNI electrónico requiere cita en la Policía Nacional. 


Aquí dejo el folleto con las direcciones de interés.

viernes, 7 de junio de 2019

Kit de inglés 148: a one-trick pony

Esta semana, otra de animales. A one-trick pony. Literalmente caballito de un solo truco y que podríamos traducir por persona que solo sabe hacer una cosa o ser de piñón fijo. Monofacético, vamos.

Horses and ponies. Yellow dun Norwegian pony

Pronunciación sin miramientos: a gúan trik póuny. Y la buena aquí.

Origen claro: 1875, con la Oregon Pioneer Association (Asociación de pioneros de Oregón). La expresión sale de un párrafo en el que se menciona el número circense que se hacía con ponis y que tenía lugar en Oregón el Día de la Independencia de Estados Unidos, el 4 de Julio.

Frase:

Is Donald Trump a one-trick pony

¿Donald Trump solo sabe hacer una cosa?

martes, 4 de junio de 2019

Deportes contusionados

Hoy, una de deportes. Sabemos que el fútbol americano es el rey de las contusiones, con el hockey pisándole los talones. Lo que no teníamos tan claro, al menos en mi caso, era que el lacrosse se llevaba el bronce en esta nefasta clasificación. De cada 100000 jugadores, dicen las estadísticas que entre 40 y 46 chicos se verán afectados. En cuanto a las atletas, de 31 a 35 se llevarán un cascotazo con este juego. Parece que las contusiones en las mujeres no solo están creciendo a ritmo más rápido. También tardan más tiempo en curarse.
[Lacrosse player]
Destacar otro dato: en el lacrosse masculino la protección es obligatoria. No lo es en el femenino. Solo una funda dental y unas gafas son obligatorias. Muchos piensan que el hecho de que las mujeres lleven casco llama a mayor agresividad en el campo. La clave está, dicen, en hacer cumplir la normas del juego y recordarles a las jugadoras que, de no cumplirlas, no podrán jugar. Solo así se podrá controlar la incidencia.

lunes, 3 de junio de 2019

I am home


b&w film copy neg.
De Tejas han salido buenos productos musicales. Los ZZ Top son de aquí. Roky Erickson, bastante menos conocido, también salió del estado de la Estrella solitaria, y fue, sin duda, luz de los ZZ.

Erickson, que prefería la dureza del rock, a su estilo lo denominaba rock de terror, (horror rock), también se lucía con el estilo psicodélico, capaz de rivalizar con el mejor Pink Floyd. De hecho, él y su grupo The 13th Floor Elevators, fueron el primer grupo de rock que utilizó la palabra psicodelia para definir su música. Fue en 1966, cuando los hippies de San Francisco desarrollaron su gusto musical por el grupo. A Erickson también se le considera precursor del punk que vino después, en los años 70.

Robert Plant, Janis Joplin o Patti Smith le robaron los grititos, aunque el tejano admite que él los tomó de un grande: James Brown. Pere Ubu, a quien tuve la suerte de ver en Cleveland, también ha quedado en deuda con Erickson. En cuanto a sus letras, inigualables. Se nota que las ha dictado el corazón. No es de extrañar que Bob Dylan fuera su bardo. Tal vez su esquizofrenia paranoide afinara su talento.

Aunque Erickson acabe de dejarnos, siempre se le puede rescatar de youtube. Quizás su pieza más famosa sea You're Gonna Miss Me, escrita a los diecinueve. Pero me voy con otra. Los interesados pueden ver el documental del 2005 sobre su vida y que lleva el mismo título, You're Gonna Miss Me. (Vas a echarme de menos). Y así es.

domingo, 2 de junio de 2019

¿Para qué sirve un aguacate?

Hace ya unas semanas que tenemos las frutas y verduras procedentes de México por las nubes. Un ejemplo: los aguacates, que normalmente se pueden encontrar entre los 99 céntimos y el dólar con veintinueve, ahora no bajan del dólar con sesenta y nueve. Amparándose en la seguridad nacional, llegó el tarifazo: un 5% mensual si México no logra parar el goteo de inmigrantes. Así hasta que lleguemos a un 50%. En mayo por lo visto la entrada de inmigrantes ha sido récord, aunque se espera que, con el calor veraniego del desierto, el número disminuya. Quizás la administración Trump aproveche para marcarse el tanto del bajón. O tal vez veamos el efecto contrario: que aumente la inmigración con este estrangulamiento económico. 

Y digo yo: este tarifazo¿lo habrá diseñado el presidente para desviar la atención de un posible impichamiento? Porque no creo que sus devotos le den mucho al guacamole. A estos, como al presidente, mientras no les toquen ni las carnes ni las leches vamos bien. La hamburguesa y los helados sagrados. Y hablando de helados. Feliz cumpleaños señor presidente.  Me enteré de este grato evento por el periódico. En la versión digital del sábado, aparecía su foto pidiéndome que dejara mis mejores deseos para su aniversario que le llegará el viernes, 14 de junio, y que, curiosamente, también da en ser el Día de la Bandera. Creo que para celebrarlo iba a ir a una pizzería de Michigan con unos cincuenta amigos, pero el local ha cancelado la reserva. Lo mismo los tomates eran mejicanos y pa qué oírlo...