jueves, 10 de octubre de 2019

Kit de inglés 165: to cut corners

Esta semana to cut corners. Literalmente cortar esquinas y que en español podríamos traducir por tomar atajos, economizar esfuerzos. 
La forma parece que se la debemos a Mark Twain, el gran cínico americanoque, en 1869, la deja escrita en sus Inocentes en el extranjero. 
La pronunciación de andar por casa: tu cat córners. Y la buena aquí (segundos 8-9). 
The boyhood home of the American writer Mark Twain was this gray house on Hill Street, Missouri, the house described as Tom Sawyer's home in Mark Twain's best known story, "The Adventures of Tom Sawyer"

Frase: 
Trump is dangerously cutting corners in his quest to remake the Judiciary.

Trump se está atreviendo mucho al tomar atajos en su búsquedad por rehacer el Poder Judicial.  

miércoles, 9 de octubre de 2019

¿No quiere preguntar? No hay problema

Y hoy de nuevo nos vamos a la biblioteca. Esta vez con una buena noticia para los introvertidos. La Carnegie Library (La red de bibliotecas Carnegie) ha puesto en circulación los marcadores de libros para los usuarios que no quieran mantener una conversación con los bibliotecarios o para aquellos que prefieran no airear el tema en el que están interesados. El marca páginas es fácilmente reconocible por unas enormes letras moradas de un Don't want to ask? ¿No quiere preguntar? En la tarjetita el usuario podrá encontrar la clasificación bibliográfica (se utiliza la de la Biblioteca del Congreso) con el listado de los temas.

[Librarians and patrons in the circular main reading room of the Library of Congress, Washington, D.C.]

martes, 8 de octubre de 2019

Donde cae la luz

De descubrimiento a descubrimiento: hace unos días salía Proust del armario con ocho cuentos inéditos, y Lauren Groff casi al mismo tiempo nos trae una selección de cuentos en Where the Light Falls (Donde cae la luz) de la olvidada Nancy Hale. 

Hhale era hija de dos pintores impresionistas de clase acomodada. Su padre, Philip Leslie Hale conoció a Monet en Giverny, y su madre, Lilian Wescott Hale, con frecuencia más preocupada por su arte que de la hija, era una retratista de éxito. Quizás fuera la negligencia de sus padres la que la lanzara a los brazos de la literatura, aunque de casta le venía al galgo, ya que su tía abuela fue Harriet Becher Stove, la autora de la Cabaña del tío Tom, obra publicada en 1852. 

En Nueva York, inmediatamente después de su primer matrimonio, es cuando Hale se establece como escritora. En la revista Vogue consigue trabajo como escritora y editora. También en Nueva York trabaja para Vanity Fair y el New York Times, donde se convertirá en la primera mujer reportera.

Durante toda su vida, Hale tuvo que luchar contra la depresión y problemas mentales agravados por los patrones tradicionales de las tareas que debe desempeñar una mujer. El panorama catastrófico de la Segunda Guerra Mundial también debió poner su granito de arena. Cuatro de las historias que Lauren Groff nos presenta en Where the Light Falls son producto de esa inestabilidad mental. Miss August (Miss Agosto), Some Day I´ll  Find You (Algún día te encontraré), Sunday (Domingo), y la sensacional Who Lived and Died Believing (Quien vivió y murió creyendo)

University of Virginia, Charlottesville, Virginia. View through columns down grassy stretch at University of Virginia

Hale fue una escritora muy prolífica. Relatos, novelas, teatro, no ficción y un libro de memorias. Fue durante su tercer matrimonio con el profesor de Inglés de la Universidad de Virginia, Fredson Thayer Bowers en 1942, cuando no solo publica su mejor novela, The Prodigal Women, (Las mujeres pródigas), un retrato de corte regionalista sobre tres mujeres (Nueva Inglaterra y Nueva York son sus otros dos focos de inspiración), sino que también es capaz de batir su marca personal al publicar doce relatos en la revista New Yorker en tan solo un año. Seguramente el ambiente académico y sus charlas con Faulkner en 1957 y 1958, años en los que Faulkner estuvo de profesor invitado, no le vinieron mal.

Para los que sepan inglés, aquí dejo una muestra de la extraordinaria habilidad de esta retratista.

domingo, 6 de octubre de 2019

Es country y está en Nashville, Tennessee, ¿qué es?

[Stavin' Chain playing guitar and singing the ballad "Batson," (fiddler also in shot), Lafayette, La.]
Lomax Collection
Abrimos la semana con una de música. Hoy le toca el turno al country. Hace unos días que terminó Country music, serie de ocho capítulos, dieciséis horas en total que saben a poco, del director y productor Ken Burns.

Burns, hijo predilecto de PBS, la televisión pública, hace un extraordinario esfuerzo para traernos la historia del country.

Inevitablemente tiene que comenzar con la familia Carter. Una de las hijas, June Carter, contraerá matrimonio con un gigante del country, Johnny Cash. Las entrevistas a Rossane Cash, hija del primer matrimonio de Cash, también excelente cantante de country y que estará en Pittsburgh en un mes, y en menor medida las entrevistas con John Carter Cash, hijo de June y Johnny, le sirven a Burns para darnos un primer plano de los monstruos que acecharon al hombre y al artista.

Seguimos a Hank Williams, el Shakespeare hillbilly, el chico de los Apalaches que nació con espina bífida y que, para calmar los terribles dolores que le producía, murió a manos de una sobredosis en el asiento trasero de su coche. A Jimmie Rodgers, huérfano de madre a los seis y criado a caballo ente Misisipi y Alabama, en brazos de la buena voluntad de parientes. A Bob Wills y su banda Los Texas Playboys, impulsor del estilo Western Swing y devoto del yodel, ese gorjeo al estilo tirolés. A Patsy Cline, para mi gusto la voz más pura del country, que nos dejó pronto en un accidente de avión.

Al irresistible Merle Haggard, un hombre de carácter difícil, varias veces estuvo en prisión, pero que, gracias al concierto que Johnny Cash dio en San Quintín en 1959, la cárcel en la que estaba recluido, pudo salvarse. O a Loretta Lynn, hija de minero y cantante de letras feministas. O a la magnífica Tammy Wynette, la siempre triste primera dama del country, casada con otro grande del mismo estilo, George Jones, un hombre plagado de infelicidad que hará de sus letras extraordinarias joyas de dolor y lirismo.

A Charlie Pride, el único representante de color, que al principio tuvo que vérselas para que le aceptaran en un género eminentemente blanco. A la más conocida e igualmente fantástica Dolly Parton. A Willie Nelson, ahora conocido pero que le costó meter la cabeza.

A Khris Kristofferson, el chico que lo tenía todo, y que fue rechazado por la familia por abandonar una vida académica, y que, al igual que Dolly Parton y Jones, es admirado por sus letras. A Emmylou Harris, a la magnífica familia Judd, compuesta por madre e hija. Ashley Judd, la actriz, también es hija.

Y ya en los 90 del siglo pasado, nos encontramos con el ecléctico de Garth Brooks, apasionado de la exuberancia de Freddy Mercury. De puntillas pasamos por cantantes como Glenn Campbell o Kenny Rogers, pero su ausencia se disculpa dada la lista inagotable. Más de cien leyendas de la música country: Roy Clark, Little Jimmy Dickens, Cowboy Jack Clement, Dwight Yoakam, Guy Clark, Marty Stuart y muchos otros... 

Con el documental que le llevó a Burns ocho años, también descubrimos dos cosas: que, para ser buen cantante de country, como mínimo se necesita ser de Oklahoma, mejor si se es de Tejas, y que, para abrirse camino, hay que subirse al escenario del Grand Ole Opry, en Nashville, Tennessee.

jueves, 3 de octubre de 2019

Kit de inglés 164: To bite someone’s head off

[Brothers James McHenry Howard (1838-1916), First Maryland Infantry, C.S.A. with sword (left) and Pvt. David Ridgely Howard (1844-1927), Second Maryland Infantry, C.S.A with rifle]
Esta semana marchando una de mordida. Tbite someone’s head off. Literalmente morderle a alguien la cabeza y que equivaldría a nuestro arrancarle la cabeza a uno o  simplemente morder o comer. 

La pronunciación de andar por casa: Tu báit sámguáns hed of y la buena aquí. (Segundos 5-6)

La expresión, que ya se registra en los años previos a la Guerra de Secesión, surge con una práctica bastante peligrosa: la costumbre de los soldados de morder la cabeza del cartucho del rifle para producir una chispa y activar así la explosión de la pólvora.


Frase:

Don't bite my head off.

No me muerdas o no me comas.

martes, 1 de octubre de 2019

Las delicias de Greta Thunberg


Y hoy una entrada de una mujer que haría las delicias de Greta Thunberg: Rachel Carson, pionera de los movimientos ecologistas, y que también es hija de Pensilvania, de Springdale, una localidad a unas quince millas de Pittsburgh.

Carson, que tenía un talento literario extraordinario, se valió de la escritura para hablar de su otro gran amor: la naturaleza. Especialmente la marina. En lo que hoy es la Universidad de Chatham, aquí, en Pittsburgh, y que antes se conocía por el Pennsylvania College for Women (Universidad de Pensilvania para mujeres), se graduó Carson en Biología junto a dos compañeras más.

Aunque a Carson se la conoce especialmente por su la publicación de su Silent Spring (Primavera silenciosa) en 1962, dos años antes de su fallecimiento, su prestigio como escritora científica comenzó años antes, con la publicación de su "trilogía marina". Under the Sea Wind(Bajo el viento marino) de 1941, que no le reporta muchos beneficios aunque tuvo buenas críticas. Es gracias a los artículos que publica en distintas revistas durante este década, con los que consigue mayores ganancias y difusión. 

En 1951 publica el segundo libro, The Sea Around Us, (El mar que nos rodea) con la Oxford University Press porque era difícil colocarlo en los Estados Unidos, pero una vez que se publica logra mantenerse casi dos años en la lista de los mejor vendidos del New York Times. Fue este el que le dio estabilidad financiera, siempre muy precaria, y la catapultó a la fama. En 1955 sale el tercero, The Edge of the Sea (El borde del mar). 

Carson, que vio el mar por primera vez en 1929, cuando le dieron una beca en el Laboratorio Marino de Woods Hole, en el cabo Cod, Massachusetts, fue la primera mujer que tendría la suerte de bajar en escafandra, una especie de Cousteau, a las profundidas marinas con una expedición federal años después. Carson comenzó prestando servicios en el Departamento de Comercio. En 1949, por oposición con la mejor nota, asciende al Departamento de Interior, donde será la editora en jefe de las publicaciones científicas del Servicio de pesca, fauna y flora (Fish and Wildlife Service).

Desde que se incorpora en el Servicio de pesca, fauna y flora, Carson muestra un interés especial por los peligros de los pesticidas o biocidas, término que Carson prefería aplicar para referirse a ellos, para la naturaleza. Carson, sin evidencia concluyente, no se pronuncia sobre los efectos de los pesticidas en la salud humana.

Fueron sin duda los horrores de la bomba atómica los que exacerbaron su preocupación por el medioambiente. En su Primavera, Carson denuncia los efectos nocivos del DDT, un insecticida que, además de usarse para el control de infecciones causadas por insectos, también se utilizaba para rociar jardines y cosechas. 

La reacción de la industria química no se hizo esperar. El por aquel entonces presidente de Monsanto la tachó de fanática defensora del equilibrio de la naturaleza. En cuanto al gobierno, Kennedy solicita una investigación de los hechos que Carson documenta con rigor científico. Un 4 de junio de 1963 Carson testifica. No es hasta 1972 cuando definitivamente se prohibe en Estados Unidos el uso del DDT con fines agrícolas. 

El éxito de Carson fue compartido. De su madre, Maria McLean, una mujer sin estudios con hambre de conocimiento que vendió la vajilla para que su hija pequeña pudiera ir a la universidad, retuvo el valor del saber y el amor por la naturaleza. De su escritor favorito, Beatrix Potter, conservó el lirismo literario. Más adelante, su labor científica estará en deuda con los trabajos de W. C Hueper, del Instituto nacional del cáncer, o con los de Malcolm Hargraves, de la Cínica Mayo. 

Un éxito del que ahora, aunque sigamos con los estragos de los Roundups de los Monsantos y de los Bayers, aún podemos seguir disfrutando. 

Ánimo Greta. 

lunes, 30 de septiembre de 2019

¿Cuál fue el primer puerto del Cuerpo del Descubrimiento?

Y seguimos con la vida en el Oeste. Esta vez nos vamos de expedición con Meriwether Lewis y William Clark, que, en 1804, y bajo los auspicios del presidente Jefferson, se lanzan a la conquista del Oeste en río. Jefferson, que acababa de comprar la Louisiana a Francia, una extensión de más de dos millones de kilómetros cuadrados, decide que es hora de ver sus posesiones y organiza la expedición, eligiendo a Lewis, su secretario personal, como cabecilla de tamaña empresa.

Como segundo de a bordo, Lewis escoge a Clark, su excomandante, para que lo acompañe. Un hombre de extraordinarias cualidades un tanto emborronadas por su tenencia de esclavos, durante la expedición "se encargó de hacer los dibujos y mapas, además de llevar el conteo de suministros y atender el cuidado de las embarcaciones. Lewis, por su parte, se encargaba de la supervisión y de recorrer las orillas de los ríos para estudiar la flora y la fauna".

Los dos se compenetraban a la perfección. Clark tenía un temperamento templado y era rápido en la decisión, cualidades que tampoco faltaban en Lewis, aunque este era más taciturno, tenía problemas de alcoholismo y tendencia a la depresión.

El 14 de octubre de 1803 Lewis y Clark se reúnen en Louisville, Kentucky, desde donde partirán a la ciudad de Saint Charles, cerca de San Luis, en Misuri, para muchos, punto de partida del histórico viaje. Sin embargo, pocos saben que la expedición arrancó en Pittsburgh. En febrero de este año el presidente Trump añadió la ciudad al Eastern Legacy Extension Act, considerándola así, parte del circuito explorador.


Lewis era buen conocedor de la ciudad. De hecho, Lewis estaba destacado en Pittsburgh cuando Jefferson le pide en 1801 que sea su secretario. Lewis llega a Pittsburgh el 15 de julio de 1803. Para adelantar los preparativos de la expedición, ya había encargado la construcción de una embarcación (basada en sus dibujos) de 55 pies de proa a popa, longitud parecida a la carabela Niña, y de 8 pies de anchura, con dos mástiles y veintidós remos, a un astillero de la zona cuyo nombre desgraciadamente se ha perdido en la historia. Lo que no se ha perdido para la historia es que a este constructor le iba el alcohol y que sus melopeas retrasaron considerablemente los esfuerzos de Lewis por salir lo antes posible. Algunos opinan que a un tal William Greenough se debiera el retraso. Para cuando la nave estuvo lista, las aguas del río Ohio nunca se habían visto tan bajas. La peor sequía en años. Lewis tuvo que repartir el peso en piraguas que mandó hacer para evitar encallar.

Finalmente, tras seis semanas de espera y con once voluntarios que consiguió reclutar, Lewis se aventura a las aguas del Ohio un 31 de agosto, dando así comienzo al primer tramo (981 millas en dos meses y medio) de las 8000 que recorrerá la expedición hasta tocar Oregón y vuelta en 1806.

Los casi tres años en el agua de la Corps of Discovery, Cuerpo del Descubrimiento, así se llamaba la expedición, sin duda sirvieron para prender la mecha del patriotismo cultural de América y convertir a Lewis y Clark, los elegidos para explorar el Edén, en dos personajes de leyenda.

viernes, 27 de septiembre de 2019

Kit de inglés 163: hump day

Hoy le hacemos hueco a un día de la semana. El miércoles. Hump day, literalmente el día de la joroba) es el día en el que se empieza a remontar la curva de la semana y la visión del ocio empieza a tomar forma, de ahí que el miércoles adquiera este nombre.

La pronunciación casera: jamp déi. Y la buena en este anuncio.

[Three women and a man in western attire, seated on camels, several local men stand before the camels holding the reins, a pyramid and the sphinx in background]

Este término apareció en la década de los años 60 del siglo pasado, aunque ya en el siglo XIX se registra la expresión over the hump, y que se podría traducir por a mitad de camino. Se piensa que hump day salió del ámbito oficinista.

Frase:

Happy hump day

Feliz miércoles

jueves, 26 de septiembre de 2019

Bass Reeves, el Llanero Solitario

"The Bull-dogger"
El mes que viene se podrá ver en el teatro Nuevo Horizonte de Pittsburgh, New Horizon Theater, la obra COWBOY, escrita y dirigida por Layson Gray. 

La obra, ambientada en un salón en territorio indio de 1888, nos presenta la vida de Bass Reeves, el primer africanoamericano que fue ayudante del sheriff. Se dice que Reeves hizo más de 3000 arrestos sin recibir un balazo. Algunos creen que sirvió de inspiración para la figura del Llanero Solitario. 


Bass Reeves nació esclavo en Arkansas, en la casa de William S. Reeves. En 1846 el señor Reeves y séquito se mudan a Paris, Tejas. Y es en Tejas, durante la Guerra de Secesión, cuando decide que el esclavo acompañe al hijo, George, a combatir en el bando de los confederados. Bass logra escapar a territorio indio, a lo que hoy es Oklahoma. Allí aprende las lenguas y costumbres de los semínolas y los creek. En 1865, con la abolición de la esclavitud, consigue su libertad y regresa a Arkansas donde contrae matrimonio y alimentará a once hijos.

Hombre de moral intachable, incluso le tocó arrestar a uno de sus hijos acusado de asesinar a su esposa, en 1907 tuvo que retirarse porque el estado de Oklahoma se negaba a admitir un funcionario africanoamericano.    

miércoles, 25 de septiembre de 2019

¿Épica o tragedia?

Sweet dreams
Todos hemos oído hablar del sueño americano pero la mayoría desconocemos a quién tenemos que agradecer dicho pensamiento. A un ingeniero, próspero inversor en Wall Street y escritor neoyorquino con sangre vasca: James Truslow Adams que, en 1931, lo recogió en su obra The Epic of America, (La épica de América).

Antes del reconocimiento que le granjeó su sueño, Adams ya contaba con cierto prestigio en el mundo de las letras al ganar el Pulitzer en 1927 por el primer volumen de su trilogía sobre la historia de Nueva Inglaterra.

Según Adams, el sueño no consistía únicamente en poseer coches y mejores salarios, sino que también era un vehículo para conseguir que cada hombre y cada mujer desarrollara su máximo potencial como persona y lo  pudiera manifestar ante los demás, independientemente de su posición y nacimiento. 

En su Épica, Adams, conocedor de el parqué y espectador de la Gran Depresión, se queja de que el dinero y las posesiones materiales ganaron terreno en los años 20 del pasado siglo y que las virtudes de índole espiritual y moral se han olvidado.

Solo el optimismo podrá salvarnos, declara Adams. De momento, y tal como se presentan las cosas, parece que el optimismo sigue siendo tirar de cartera. Ahí lo tienes, Greta Thunberg. Aún nos quedan unos cuantos años más de podredumbre espiritual.

martes, 24 de septiembre de 2019

Las narices de dos hermanos

General Dwight D. Eisenhower, Supreme Allied Commander, talks with Major Gen. Matthew B. Ridgway, CG, 18th Corps, at a headquarters in Germany, during General Eisenhower's tour of the western front
Con las exposiciones siempre se aprende algo. En mi caso, con la que acabo de ver sobre la Guerra de Vietnam, he descubierto que las narices de dos hermanos, John Foster Dulles, secretario de estado con Eisenhower, y Allen Dulles, director de la CIA bajo la misma administración, son las que han puesto a este país en un estado de defensa armamentística permanente.

Eisenhower, con años de experiencia en la Segunda Guerra Mundial y Corea, en su discurso de despedida de la Casa Blanca, un 17 de enero de 1961, advierte al televidente estadounidense: we must guard against the acquisition of unwarranted influence, whether sought or unsought, by the military-industrial complex.

Debemos guardarnos de una influencia injustificada, ya sea querida o no deseada, que proceda de la unión entre lo militar y lo industrial. 

Con los dos hermanos a su mesa oficial, Eisenhower siguió la política de Truman: contener, contener y contener las fuerzas comunistas, aunque en poco tiempo se decidió por algo nuevo. El secretario, un hombre de fuertes creencias cristianas que quizás se viera como una especie de ungido o como un cristiano respondiendo a la ética guerrera de Max Weber, "Los cristianos son armas en manos de Dios y los ejecutores de sus designios providenciales", tal vez quisiera ampliar miras y por eso se decidiera a seguir o a dictar los designios del presidente.

La nueva consigna era abrirse camino en la táctica del top secret, labor que Allen desempeñó a las mil maravillas desde la CIA. Operaciones secretas por doquier, muchas disfrazadas bajo el sayón humanitario. Para no perder cobertura Allen se hizo amigo de periodistas influyentes que le dieran eco en sus columnas.

Fue su persistencia misionera y su campaña contra Ho Chi Minh la que agravó el problemita de Vietnam. La incapacidad de la administración de dar su brazo a torcer, y su temor a que América se convirtiera en el hazmerreír del mundo, nos asegura Paul M. Kattenburg, secretario del Departamento de Estado para los asuntos de Vietnam de 1952 a 1956 y también director de los Asuntos sobre Vietnam de 1963 a 1964, fueron algunos de los factores que hicieron que la Guerra en Vietnam se prolongara innecesariamente. Además, no lo olvidemos, estaban las aliadas, las multinacionales y su poder corporativista. Internacionalismo liberal, así lo llamaban. Y a estas no podía defraudarlas.

Aunque el método operación secreta no se ha perdido, parece que, últimamente, los presidentes se inclinan más hacia la técnica del o me investigas a la familia del posible adversario o no te doy los dineros que necesitas para que te defiendas. Hasta que aparezca otra.

domingo, 22 de septiembre de 2019

Vietnam en Pittsburgh

El sábado estuve de visita en el Senator John Heinz History Center (Centro de Historia senador John Heinz). Además de albergar los decorados del Barrio del Señor Rogers, también se podía ver, hasta ayer, una exposición sobre la Guerra de Vietnam. Magníficamente comisariada por el director del Programa africanoamericano, Samuel W Black, la exposición comienza en 1945, con Truman y las tensiones que se estaban preparando con los países comunistas.

No faltaban objetos en los que fijarse, muchos de ellos han sido donaciones temporales  procedentes de unos cincuenta veteranos de Pittsburgh y de las zonas colindantes. Llama la atención una colección de mecheros Zippo, los Zippo precisamente son de Pensilvania, en la que los combatientes mandaron grabar mensajes con sus comentarios sobre la guerra. También es curiosa la colección de muñecos soldados especialmente dedicados a los niños. Los GI Joes, vestidos con los diferentes uniformes de los distintos cuerpos. Instrumental quirúrgico, sala de operaciones, rifles, jeep y sí, también un helicóptero.


El de la foto entró a funcionar en 1967 y salió del campo de batalla en 1970. Este helicóptero se utilizaba para la evacuación de soldados, de ahí la cruz, aunque también servían de transporte y de ataque. El de la foto es un UH-1H "Huey" (se pronuncia júi) y tiene un ala de casi un metro y medio. Los helicópteros se utilizaron por primera vez en la Guerra de Corea y, desde entonces, han sido parte del repertorio militar estadounidense.

Y otra curiosidad: en 1980 Ronald Reagan dijo en su campaña presidencial que el país sufría del síndrome de Vietnam. Que el país estaba inmerso en una parálisis que le impedía ejercitar su poder militar. Cuatro años más tarde, pide hacer a Ámerica grande otra vez. Parece que este lema da bastante de sí.

jueves, 19 de septiembre de 2019

Kit de inglés 162: diccionario pitsburgués básico

Y ya que estamos en Pittsburgh, esta semana un mini diccionario con formas y expresiones de la tierra.


A los pitsburgueses a veces se les conoce por la forma Yinzer porque yinz (minuto 3:43) es la forma que utilizan para decir vosotros.

Entender lo que dicen a veces resulta complicado. Al nativo de esta zona le gusta mascullar las palabras, y, a veces, al oído no nativo no le queda claro si lo que se ha dicho era una afirmación o si le han hecho una pregunta.

Los pitsburgueses son amigos de acortar palabras y sonidos.
N'at es ni más ni menos que el resultado de la combinar and that (y eso).  Slippy (minuto 7:08) es slippery (resbaladizo) y arroyo (creek) lo dejan en crik. 

También usan la palabra Jagoff, (minuto 2:56) en lugar de jerk para decir que uno es un imbécilPrefieren beber pop, en lugar de soda (refresco).  La escoba, en inglés sweeper (minuto 6:53), para ellos es la aspiradora, y el verbo barrer automáticamente se reconoce por pasar la aspiradora. Cuando van de compras los carritos de la compra no son shopping carts sino buggies y en la sección charcutería no piden bologna (una especie de mortadela) sino jumbo. (minuto 7:29).  

Curiosidad: los americanos piensan que el acento pitsburgués no es apropiado para el amor. Hace unos meses una encuesta con un millón y medio de participantes lo declaró uno de los acentos más horrorosos para enamoriscar. Cincuenta acentos participantes y quedó en el cuadragésimo tercer puesto. Los tejanos se llevaron el puesto de honor.

martes, 17 de septiembre de 2019

Todas a México

Marchando una de huelguita de los favoritos de Trump. La General Motors. El sindicato Trabajadores unidos de la automoción, (unas 48000 personas,) pide que se reabra la fábrica que se cerró en Lordstown, en Ohio, salarios más elevados, menos precariedad laboral, que los que están a tiempo parcial se les contrate a tiempo completo y que el seguro médico sea mejor.

[President Coolidge and others riding in a car during the inaugural parade]

Desgraciadamente estos trabajadores no se han enterado de que GM seguirá cerrando plantas para trasladarlas a Méjico, donde allí el gigante automovilístico podrá pagar salarios más vistosos y seguir aumentando beneficios. El año pasado algo más de diez mil millones. Con lo que sobre, digo yo que Mary Barra, directora ejecutiva de GM, podrá pedirse otro aumento de sueldo y sumarlo a los 22 millones que se lleva anualmente. Y si el dinero no le llega, GM siempre puede pedir otro rescate federal para que los que tributamos hagamos el canelo una vez más. 

Por lo visto, los del sindicato de GM deben darse con un canto en los dientes porque los que trabajan para la Ford y FiatChrysler están más jorobados. Desde Washington, de momento nos ha llegado un "a ver si arreglan esto pronto porque no queremos las plantas de GM fuera del país". 

A finales de año alguna más vuela.  

lunes, 16 de septiembre de 2019

Las maravillas de Maravich

Y ya que el otro día celebrábamos la victoria española en baloncesto, recordar a uno de los mejores jugadores que haya dado este deporte: Pete Maravich.

Maravich nació en Aliquippa, una ciudad a unos 35 km de Pittsburgh, aunque se crió en las dos Carolinas. Sus abuelos paternos eran serbios y el padre de Maravich, que también jugó en la liga profesional, fue entrenador de baloncesto en la Universidad de Clemson después de dejar la cancha.

Desgraciadamente Maravich solo pudo competir diez años a nivel profesional, debido a graves problemas en la rodilla. En la NBA sirvió a los Atlanta Hawks, los New Orleans Jazz, Utah Jazz y los Celtics de Boston. Su última temporada fue en 1980, cuando el dolor no le dejaba trabajar.

South Dakota's greatest basketball classic - the State High School Tournament of 1923, in the Northwest's greatest auditorium - the famous Corn Palace, Mitchell, S.D.--5000 spectators witnessing Yankton and Mitchell

Curiosamente fueron las rodillas las que acabaron con su vida profesional y no su corazón, que, a los cuarenta años, se lo llevó por delante. Maravich nació sin una arteria coronaria, (nunca lo supo), circunstancia que no le impidió llegar a ser de los mejores. Para que nos hagamos idea de sus logros. Es el máximo anotador de la División I de la NCAA, la liga universitaria. Hay que tener en cuenta que cuando jugaba Maravich, no existían los tiros de 3 puntos. Una de sus especialidades eran los tiros desde bastante lejos. En este artículo más información. Y aquí lo que realmente importa. Ver al maestro en acción.

domingo, 15 de septiembre de 2019

El diablo Daniel...

Hoy un recordatorio por Daniel Johnston, cantautor poco conocido en España y que nos dejó hace unos días. Kurt Cobain lo consideraba un genio y otros artistas, como Tom Waits, cantaron sus piezas. Johnston era un hombre especial. Sufría de esquizofrenia y otros males mentales que desgraciadamente tenía que controlar con una fuerte medicación. Hay un documental, The Devil and Daniel Johnston, el Diablo y Daniel Johnston, el título sale de una historia escrita por Stephen Vincent Benét titulada The Devil and Daniel Webster (El diablo y Daniel Webster) y que se publicó en 1936, en el que se documenta su día a día con la enfermedad.  

Las letras de este maestro son exquisitas y delicadas. Son versos desnudos, primarios, capaces de resumir un sentimiento con solo una frase. Don't be sad, I know you will. No estés triste, sé que lo estarás, nos dice en True love (Amor verdadero). En Walking the cow (Paseando la vaca) nos confiesa:

Tried to point my finger
But the wind was blowing me around
In circles
Circles  

Intenté apuntar con el dedo
Pero el viento me llevaba
En círculos
Círculos



Al igual que sus letras, su música también es maravillosamente primitiva, y nos deja un gusto a soledad y tristeza en el corazón que no se pueden borrar. Aquí la prueba. El dibujo de la portada del disco también es suyo. 

sábado, 14 de septiembre de 2019

Kit de inglés 161: a whale of a time

Y aunque el verano esté dando sus últimos coletazos y las playas y las piscinas parezcan menos apetecibles, siempre podemos seguir pasándolo en grande con otras actividades. La palabra de la semana, con ballena dentro, nos trae este espíritu lúdico.  A whale of a time, literalmente una ballena de un tiempo, y que es el equivalente a nuestro pasarlo en grande.  


Pronunciación aproximada. A guéil of a táim. Y la correcta aquí.

El uso del descomunal mamífero en esta expresión idiomática emerge de las aguas a finales del siglo XIX de un campus universitario. El de la Universidad de Michigan. Advertir que en Michigan no hay costa marina pero sí lacustre.

Frase: I had a whale of a time. 
Lo pasé en grande.

miércoles, 11 de septiembre de 2019

Primero fueron los aguacates, después China y ahora...


A finales de mes nos enteraremos si ahora les toca subir a los aceites de oliva, vinos y quesos europeos. Trump ha propuesto doblar el precio de estos productos. Supongo que su vástago Eric estará dando palmas de alegría. Es propietario de una bodega en la que, por lo visto, algunos de sus caldos saben a mermelada de uva.

Si se aprueba el impuesto los siguientes serán los coches. Trump dice que se ve obligado a tomar esta medida porque el déficit comercial con Europa ha subido más de un veinte por ciento, aunque se le olvidó mencionar que fue bajo su mandato cuando se disparó el déficit. Y estos subidones, ¿repercutirán positivamente en la economía casera? Solo en casa de algunos. Sobre todo en la de los agricultores y ganaderos que con esta administración están haciendo caja. Ochocientos sesenta y siete mil millones para mitigar los estragos de la guerra con China. La National Foundation for American Policy, (Fundación Nacional de Política Americana), ha echado cuentas. Los tarifones, de momento, nos están saliendo a unos seiscientos y pico dólares por mes. Si se aprueba este nuevo paquete, el año nos saldría a 2031 dólares.

Admito que no consigo aclarararme con este proteccionismo arancelario del poder ejecutivo. ¿Pues no teníamos que dejar actuar al mercado?  ¿No es este el que decide si prefiere comer huevos de perdiz parda europea en lugar de consumir los de su pariente americana?

Pues va a ser que no. Con este liberalismo el que quiera lujos, que los pague, y si no, a tirar de goma de queso Wisconsin. Que mientras no nos toquen el bacon y la cervecilla... Eso sí que es auténtico americano: de pura cepa y hasta el cuajo. 

martes, 10 de septiembre de 2019

Otoño en Pensilvania


Se acerca el otoño y con él, los cambios de colores en el bosque caducifolio. Los más visitados son los de Nueva Inglaterra, aunque según el Departamento de conservación y recursos naturales de Pensilvania, los de aquí, no solo rivalizan en belleza con los de la amplia región sino también con los del extranjero. De hecho, no sé si será amor por Pensilvania, pero la Organización nos dice que sus colores son incomparables. Y esto se debe a que en Pensilvania existe más variedad arbórea, y, por tanto, la estación se alarga más. Solo existen otras tres regiones en el mundo, admite el Departamento, donde se pueda contemplar un espectáculo parecido. Nueva Inglaterra, las islas británicas, el norte de China y el norte de Japón.


En Pensilvania confluyen especies propias del norte y también del sur del país. En la lista de las norteñas incluimos a las hayas, grises y blancas, el arce de montaña, (es la hoja que reconocemos en la bandera canadiense), el rowan, o serbal americano, álamos temblones y el cerezo pin o cerezo de fuego. En la sureña, nos vamos con los tupelos, el nogal negro americano, el cornejo florido, los robles rojos sureños y los robles escarlata, la magnolia tripetala y la virginiana, caquis y el banano de montaña.

Espectáculo que intentaremos no perdernos.

lunes, 9 de septiembre de 2019

El rock de los policías no es para la boca americana

President Coolidge personally congratulates the [...] members, one each from the police and fire departments of the District of Columbia who have been decorated with gold medals for conspicuous bravery in the line of duty during 1924. Left to right: Chief of Police Daniel Sullivan, Policeman John F. Mc[...] President Coolidge, Chief George S. Watson of the Fire Depart[...] and Private Pearson Talbott of No. 23 Engine Company [White House, Washington, D.C.]

Acabo de ver el último capítulo de una serie televisiva estadounidense que el público, con su gracioso voto, sacó de la cadena ABC en 1990: Cop Rock (El rock de los policías)Once magníficos capítulos creados por el neoyorquino, aunque fue en Pittsburgh donde estudiara, Steven Bochco. 

La mano de Bochco apareció en otras series televisivas como Columbo, Ironside o McMillan & Wife (McMillan y esposa), pero fue la Balada triste de Hill Street (Hill Street Blues) y L. A. Law (La ley de Los Ángeles), las que le aseguraron la fama y un cheque en blanco para que trajera otros éxitos. Una de sus ideas fue hacer un drama musical con policías. ¿Un drama musical, con policías? Trataron de disuadirlo. Pero este rey Midas blandió su cheque.

El rodaje de Cop Rock no salió barato. Casi dos millones de dólares por episodio, lo que convirtieron a la serie en una de las más caras de su época. Y era de entender que fuera así, ya que cada episodio contaba con distintos números musicales que había que pagar. Randy Newman, genio de la música, colaboró en la serie creando varias piezas, entre ellas Under the gun, literalmente Bajo el arma, y que es la canción que sirve de cabecera en cada episodio y que el mismo Newman canta e interpreta al piano. Las composiciones que no son de su factura también son magistrales. Los episodios nunca están saturados de piezas que ralenticen la trama, que, por cierto, está magníficamente desarrollada. Los personajes son extraordinariamente humanos, creíbles, y lo mejor de todo, al término de cada episodio nos quedamos con ganas de más.

Incomprensible entonces que la audiencia rechazara la serie. ¿Cómo es que Jesucristo Superstar resultara ser un éxito? Y Miss Saigón no hay quien la saque de Broadway. El detective cantante del inglés Dennis Potter (serie de la que sin duda bebió Bochco y que sí se ha pasado en España, el Rock cruzando los Pirineos) está considerada como una serie de culto, mientras que en Estados Unidos el Rock no se comió dos roscos. Y es que me parece que por aquel entonces la audiencia estadounidense tenía problemitas, como me parece que los seguiría teniendo hoy si se presentara una serie de características similares, (en el 2002 aún se la tiene como una de las peores series televisivas de la historia), para admitir que los policías, detenidos, jueces y hasta cargos políticos se salieran por peteneras. Y no es que solo les pareciera increíble. Muchos también lo sentieron como una enorme burla. El cuerpo de las fuerzas del orden, marcándose unas líneas. Humillante y de masculinidad dudosaPor eso Woody Allen y Jerry Lewis gustan tanto fuera de su país. Porque no temen ponerse en ridículo. Aunque probablemente nadie mejor que un británico para dejarse, con gracia, a la altura del betún. 

Aquí una pieza musical de Cop Rock en boca de la sensacional Kathleen Wilhoite. Esta serie sin duda mereció mejor suerte.

domingo, 8 de septiembre de 2019

Antes que Al Capone estaba ...

Esto es un no parar con las bebidas alcohólicas. Y la culpa es de la Audobon Society of Western Pennsylvania, (la Sociedad Audobon es una organización medioambiantal dedicada a las aves), que no al negocio del alcohol. El jueves pasado me llegó una notificación electrónica de esta organización, invitándome a participar en el avistamiento de los vencejos espinosos antes de su emigración a tierras más cálidas.

Durante su estadía en Pittsburgh, estas aves se alojan en las chimeneas, (de ahí a que a estos vencejos también se les llame vencejos de chimeneas), de una antigua iglesia ahora reconvertida en cervecería. La Church Brew Works. Todo esto para decir que las cervecerías artesanales están subiendo como la espuma, según el Departamento de estadísticas laborales. Del 2006 al 2016 más de la mitad de los empleos creados en la industria dedicada a la bebida salieron de las cervecerías artesanales. En el 2016 tenemos 2843 negocios dedicados a la elaboración de cerveza de autor. A mediados del 2017 casi 70000 empleados. Este crecimiento también se ha notado en destilerías y bodegas, aunque el subidón ha sido menor. California y Colorado son los estados que van en cabeza en esto de abrir cervecerías artesanales.

Las leyes antitrust, aunque Reagan las pusiera patas arriba, parece que tienen bastante que ver con el despegue de este tipo de cervecerías. A principios del siglo XX, muchos bares y salones eran propiedad de compañías cerveceras y destillerías con producción a gran escala. George Remus era uno de estos grandes magnates. Remus, precursor del conocido Al Capone, fue un berlinés que dio bastantes quebraderos de cabeza por su perfecto conocimiento del mundo del contrabando. A Scott Fitzgerald le sirvió de inspiración para crear su Jay Gatsby. Remus comenzó de farmacéutico, luego se convirtió en el abogado criminalista mejor pagado de su época, para terminar de contrabandista y asesino. Gracias a su conocimiento de las leyes y de la medicina, descubrió el agujero negro de la Ley Volstead o Acta de Prohibición. Las bebidas alcohólicas con fines medicinales se permitían siempre y cuando se utilizaran las destilerías federales para su elaboración.

Cotilleo: a su segunda esposa, Imogene, se la cargó por traicionarlo con el Eliot Ness de la época, Franklin Dodge, un agente federal enviado por el terror de Remus, un americano hecho mujer. Mabel Walker Willebrant, ayudante del fiscal general, una mujer que padecía de fuerte sordera pero que no le impedía actuar con implacabilidad y devoción por el trabajo que le encomendaron. Decir que al principio nadie daba dos duros por ella (la escogieron pensando que sería fácil de manejar) y que medio Departamento de Justicia vivía de los sobornos de Remus. Pero Walker Willebrant, sin duda la mujer más poderosa de Estados Unidos en los años veinte, no se dejó achantar. Y otra curiosidad: la hija de Remus, Romola, fue la primera Dorothy del Mago de Oz.

Al terminar la Ley Seca, los bares y los salones logran la independencia de las fábricas productoras de los preciados líquidos y se trae la figura de un tercero: la del distrubuidor, que se encargará de la venta directa a los bares. De esta manera, se consigue desbloquear el monopolio de este mercado.

Otra razón más poderosa de este borboteo, me parece a mí, es el gusto humano por probar lo nuevo, por marcar el rastro con nuestra diferencia, y que muchas veces requiere abrir el bolsillo para demostrar que el consumidor está en disposición económica (o no) de permitirse lo nuevo, lo que espera le diferenciará de los demás.

Para los que estén interesados en la vida de Remus, acaba de salir The Ghosts of Eden Park (Los fantasmas de Eden Park), una novela de Karen Abott basada en la vida de Remus. La serie televisiva de HBO, Boardwalk Empire, (El imperio del paseo marítimo), con mano de Scorsese, también nos da una magnífica idea del primer año (1920) de la Prohibición en Atlantic City. Y todo esto por los vencejos espinosos.

Bock [Social gathering with men, women, and children drinking beer. Bock, the goat stands on a keg that has the year 1876 on the front'

jueves, 5 de septiembre de 2019

Kit de inglés 160: as American as apple pie

Y ya que esta semana nos íbamos a la cocina con el pastel de manzana, otra de manzanas, pero esta vez embutida en expresión idiomática: As American as apple pie. Tan americano como el pastel de manzana.

La pronunciación de andar por casa: as américan as apol pái y la buena en boca de Don McLean con su American Pie. (1:06-08).

Forma recogida por primera vez de manera escrita en junio de 1924, en un anuncio de moda masculina que salió en el periódico el Gettysburg Times, de Pensilvania.

National Apple Week at Walter Reed, [11/5/25]

Frase: Loving dictators is as American as apple pie.

Amar a los dictadores es tan americano como el pastel de manzana.

miércoles, 4 de septiembre de 2019

Expecto patronum, Expelliarmus funciona según ...

b&w film copy neg.
Según el reverendo padre de una escuela católica en Nashville, Tennessee, los sortilegios y los encantamientos de Harry Potter funcionan. Con la ayuda de padres exorcistas afincados en Roma y Estados Unidos que le aconsejaron al sacerdote que retirara las series poteras de las estanterías de la biblioteca escolar, ha conseguido deshacerse de sus hechizos.

El que quiera encantar que encante a su tía.

martes, 3 de septiembre de 2019

¿Qué es casi tan americano como el helado?

Se acerca el otoño y con él la temporada de un clásico: el pastel de manzana. A principios del siglo XX, parece que algunos le hacían ascos. No por motivos económicos, que seguro que existirían, sino por cuestiones morales. "El pastel es verdaderamente un mal americano", adémas de ser "inmoral", puede ser "motivo de divorcio", y al que lo come también lo deja "sin lustre o con un brillo antinatural en los ojos" y, de paso,"dispépsico". Aunque también los había del bando contrario, de los que miraban a los pasteles de manzana como artículos de primera necesidad. Este bando era el de los tradicionales o más americanos.

Parece ser que el amor por este tipo de pastel (con masa por arriba y por abajo) salió de la cocina del señor presidente Adams. El suyo era de calabaza, pero por lo visto estaba para hacerle reverencias. De hecho, este tipo de tarta que en inglés se llama pie (se pronuncia pái) salió de Massachusetts y de allí se extendió a Nueva Inglaterra. Este gusto por los pasteles de manzana no le era desconocido a Rudyard Kipling. En una carta que escribiera un 7 de febrero de 1921 a su entrañable amigo Nelson Doubleday, llama a Nueva Inglaterra el "cinturón del pastel americano". Por supuesto, los antecedentes de estos pasteles dulces hay que buscarlos en Inglaterra, en esas empanadas redondas rellenas de judías y carne.


Con la llegada de más inmigrantes a Estados Unidos, los pastelitos comenzaron a identificarse con las clases bajas. Supongo que el deseo de cuadrar en la nueva sociedad y el costo asequible de los productos (sobre todo una vez que despegara la industria conservera) tendría algo que ver. Con la Primera Guerra Mundial el pastel de manzana sale de las cocinas obreras para convertirse en un símbolo de patriotismo y democracia. Solo un postre supera el patriotismo del pastel de manzana: el helado.

lunes, 2 de septiembre de 2019

Adivina adivinanza. Este deporte te puede dejar en dos piezas....

b&w film copy neg.
Como pegar tiros en los bares, de momento, no es legal, algunos establecimientos se las han ingeniado para encontrar salidas alternativas. ¿Y qué mejor que un hacha para sustituir el calentón que da tener una culata entre las manos?

Este deporte que comenzara en Toronto en el 2011 hace poco que ha arribado a las costas estadounidenses. Ahora, junto al calor que dan unas buenas cervezas y quizás, un compañero hachero, podemos lanzar el hacha a una diana de madera. El problema digo yo que puede surgir si uno de los competidores tiene mal perder y le da por dar mandobles a diestro y siniestro o si se le suben las copitas de más o si no lleva un dólar en el bolsillo para pagar la consumición o si la novia/o lo acaba de dejar o si ...

Los nombrecitos que gastan, por supuesto, pura originalidad. Tomahawk o más elaborados como El Arte de lanzar hachas. El público que tiene dos cabezas reniega de este tipo de establecimientos, ya que ven en ellos a oportunistas que han venido para no quedarse. Por que así es como operan las tendencias: quizás mañana toque la estaca.

domingo, 1 de septiembre de 2019

La caja para los mocos es mía

Como era de esperar Bayer va a apelar. Habrá pensado que si las empresas que se dedican a la elaboración de material sanitario y otras farmacéuticas están barriendo en los hospitales, nadie les va quitar el derecho a barrer su polvo. Y es que los costos de hospitalización en Estados Unidos dan urticaria. Aquí van unos ejemplillos. Pastillita de tylenol (paracetamol) le cuesta el paciente unos quince dólares. Bolsita de plástico para depositar objetos personales mientras se está en el hospital a ocho dólares. Pañuelito para sonarse la nariz de los que vienen en caja, no en paquetitos, la unidad también nos sale a ocho. Guantes sin esterilizar, el par sale a cincuenta y tres dólares, si está esterilizado mejor ni preguntar. Tacita de plástico para traer los medicamentos con la dosis de la mañana, la media mañana, tarde, media tarde y noche, a diez el envío, el punteo que deja el lapicerito para marcar por donde hay que abrir, a unos dieciocho dólares, tomar la tensión, veinte dólares, dar la pastillita al paciente, unos siete, hisopos, a veintitrés la unidad. Con estas facturas trae cuenta apelar. Las veces que se puedan. Y el paciente cuando esté medio tieso y listo para marcharse, que no se ponga gallito y reclame sus cajitas: a sonarse los mocos con la caja del vecino.
[Red Cross nurses serving food to soldiers in hospital, during Christmas season]

jueves, 29 de agosto de 2019

Kit de inglés 159: to swap horses in the middle of a stream

Esta semana una de caballos en Pittsburgh. To swap horses in the middle of a stream. Literalmente cambiar de caballos en medio del río y que equivaldría a nuestro cambiar de bando, de equipo o de ideales en medio de un proyecto que ya está en marcha. En una palabra, ser un chaquetero. Pronunciación para salir del paso: tu suáp jorses in de midel of a strim. Y una versión casi idéntica a esta forma (el verbo swap también se puede intercambiar con change, cambiar) en boca del sensacional grupo californiano Tower of Power (Torre del poder). Segundos 55-59.

[Mexican War, 1914: refugees crossing (Rio Grande?) river by horse]

Parece que la expresión salió en septiembre de 1863, cuando el Pittsburgh Post publica una falsa epístola que atribuye al presidente Lincoln. Lincoln, que sin duda debió leer la carta, adoptará esta forma meses más tarde en un discurso a la National Union League (Liga de la Unión Nacional), cuerpo que vuelve a nombrarlo candidato a la presidencia.

It was not a good thing to swap horses while crossing a stream, (No era buena idea pasarse al otro bando) decía la falsa carta.

martes, 27 de agosto de 2019

Más whisky

digital file from original photographic print
Y otra de historia. Parece que la Rebelión del whisky iniciada por los colonos de las zonas rurales colindantes a Pittsburgh le dio bastante trabajo al tándem presidente Washington y secretario del Tesoro, señor Hamilton. Tanto, que el mismísimo presidente decidió acercarse por estos lares para apagar la insurrección popular que demandaba la eliminación de un impuesto sobre su whisky, impuesto que ya existía en otras bebidas.

Pero el federalista Hamilton era implacable. Lo acusaban de ayudar a las grandes destilerías con tarifas planas, que, sin duda, perjudicaban a los pequeños negocios. El secretario tal vez consideraba que, en la defensa de las grandes empresas, el trabajador se beneficiaría. El caso es que Hamilton no se achantó y consiguió que Washington desplegara 13000 hombres a las zonas subordinadas. El famoso impuesto entró en vigor en marzo de 1791 y es en octubre de 1794 cuando los hombres de Washington sofocan la rebelión, una rebelión que prácticamente fue inexistente, ya que la población, sorprendida con la respuesta del gobierno, acató las órdenes de inmediato. Solo se castigó a unos pocos.

Lo bueno de la visita es que dejó sus dineros, porque unos cuantos desplegados decidieron asentarse en la zona. No sé si para dedicarse a la elaboración de whisky. Las carreteras también mejoraron sustancialmente, el miedo a otra insurrección requería un acceso rapidito a la zona. El comercio se revitalizó. Restaurantes, hoteles... todo gracias al whisky. Cuando vino Jefferson, némesis de Hamilton, fuera impuesto.

En la actualidad el estado de Pensilvania lleva el negocio alcohólico. Por cierto, que las leyes de la Commonwealth de Pensilvania en esta materia son para caerse de espalda. Se necesita una guía para no perderse. Una de sus rarezas. Las bebidas espirituosas no se mezclan con la cerveza. Para comprar cerveza hay que irse a otro tipo de establecimiento. Y esta locura gracias al que fuera gobernador de Pensilvania de 1923 a 1935, Gifford Pinchot, un abstemio con un odio feroz por el alcohol. Parte de su plan era desanimar y agotar al posible comprador antes de que echara mano a la botella. No sé si lo conseguiría. Pero a datos del 2017, Pensilvania está empatada con Tejas en el consumo de alcohol per cápita. Curiosamente los estados menos bebedores fueron Utah, donde sobra el dinero pero las convicciones religiosas derrotan los placeres terrenales, y Virginia Occidental, donde no sobra el dinero para permitirse el lujo de comprar una botella con asiduidad. El estado más beodo, Nuevo Hampshire, la tierra del vive libre o morirás. Lo mismo de cirrosis. O en la carretera.

lunes, 26 de agosto de 2019

De Oz

Fred R. Hamlin's musical extravaganza, The wizard of Oz
Y el domingo pasado se cumplieron 80 años del estreno del Mago de Ozla versión del 39, se entiende, porque hubo varias anteriores: una, de 1910, The Wonderful Wizard of Oz, (El Maravilloso Mago de Oz), y otra más reciente, de 1925, con Oliver Hardy metido en el traje del Hombre de hojalata, aunque antes de ser película fue musical y antes, libro que Frank Baum terminara en 1899 en Chicago.

Y una curiosidad, la actriz Margaret Hamilton, que interpretaba a Miss Gulch y también a la malvada Bruja del Oeste, era maestra de preescolar. Porque sentía que los niños vivían atemorizados de ella, pidió a Mr. Rogers que la invitara a su barrio. Y allí estuvo en 1975. Aquí los dejo.

domingo, 25 de agosto de 2019

Reconociendo el terreno comunista

Y seguimos con labor de reconocimiento del área: el sábado le tocó a Old Economy Village, en Ambridge, una localidad a una media hora de Pittsburgh. Gracias a la socorrida intervención bibliotecaria, pudimos hacernos con unos pases gratuitos para visitar el complejo comunista. 

Los inicios de Old Economy Village (Vieja villa económica, económica aquí debe traducirse por organizada, ya que procede de un término pietista que hace referencia a la economía divina), hay que buscarlos en Europa, de una sociedad que George Rapp funda en 1785 en Alemania y que desembarcaría en Estados Unidos en 1803. Antes de instalarse en la Vieja villa, el señor Rapp ya había probado con dos emplazamientos distintos: Harmony, (Armonía), también en Pensilvania, y otro en Indiana. Al industrial galés, Robert Owen, que quería abrir una comuna de carácter secular, las de Rapp eran de origen religioso, le vendió el terreno de Indiana en 1824, pero en manos de este la aventura que rebautizó con el nombre de New Harmony (Nueva Armonía) duró menos de dos años. Rapp adquirió la tierra para su tercer y último asentamiento en la ribera del río Ohio, en el condado de Beaver al este de Pittsburgh. En 1825 el experimento ya estaba en marcha.

A los armonistas, así hacían llamarse, miembros de la comunidad George Rapp and Associates (George Rapp y Asociados) fundada en 1805, también conocida como Harmony Society, (Sociedad Armonía), no les faltaba de nada en este barrio de nueva construcción. Bibiloteca, museo, escuela, sala de música, salón para fiestas que celebraban de cuatro a ocho veces al año, la Fiesta del Amor o Liebesmahl, común entre los pietistas, también la seguían los armonistas, cocina comunal, panadería, jardines, un sistema con bombas de agua para apagar incendios de última generación, (los armonistas, a diferencia de los Amish, eran amigos de la tecnología), bodega, por aquí se dejó caer Lafayette y había que agasajar a los invitados con sus armoniosos caldos, vino, cerveza, sidra con alcohol... También bebían güisqui, aunque no está claro si era de elaboración casera. Herrería, taller de carpintería, de zapatos, de corte y confección (los armonistas tenían tres trajes, dos de andar por casa y el de gala para ir a la iglesia dos veces en domingo y otras dos durante la semana), tienda de ultramarinos, oficina de correos, establos, telares, uno de los mejores en Estados Unidos hasta que cerrara a mediados del siglo XIX, dedicados al algodón, lana merina y seda, y tres graneros de cinco plantas a imitación de los de la zona de rtemberg, para guardar lo que se consumía en un año. Al fin y al cabo había que estar preparado, antes de que el primer año del Nuevo Milenio se les echara encima.

Interior de la tienda de ultramarinos

El señor Rapp, profundamente influenciado por la clarividente Frederica Hauffe y sus sueños proféticos, declaró el 1829 el año del Arrebatamiento, gracias a la llegada de un falso profeta, el "Judío de Jerusalén", que fue arrestado en Kentucky, inmediatamente después de su vista a Harmony, por algunos asuntos turbios que dejara en Kentucky. Para evitarse el marrón entre sus armónicos, Rapp volvió a echar cálculos declarando esta vez 1836 como el Año. Pero en 1831, aunque Rapp ya había anunciado la buena nueva de la llegada del verdadero Mesías, la impaciencia de los armonistas ardía. Menos mal que el conde Leon, así se hacía llamar Bernard Proli, aunque tampoco se sepa a ciencia cierta que esta fuera su verdadera identidad, logró atajar su espíritu revolucionado.

No cabe duda de que el conde debía estar bastante atento a los periódicos, pues en septiembre de 1829, tras el chasco con el primer Mesías, un tal Dr. Johann George Göntgen escribió a Rapp anunciándole la llegada del verdadero. En su misiva el doctor presentó al conde con el sobrenombre de El León de Judá. Rapp, que en verdad lo esperaba, le abrió las puertas de par en par, sobre todo para calmar los ánimos, y en 1831 ya le tenemos probando al nuevo. Fueron el trayecto desde Europa y las condiciones metereológicas adversas las que retrasaron la venida del conde dieciocho meses.

De nuevo Rapp se da cuenta del engaño pero para entonces el daño ya está hecho. El conde se llevará hasta Luisiana a unos cuantos de sus feligreses (unos ciento setenta de los quinientos que había) con su correspondiente dote. Unos 250000 dólares de la época. Rapp lógicamente era reacio a tal entrega, aduciendo que se dieran por pagados ya que estancia, comida, educación y hasta gastos médicos habían salido de su bolsillo. Además, los armonistas habían consentido entregar todas sus posesiones a la asociación (el libro de cuentas con su contribución inicial fue presa de las llamas). Que trabajaran unas doce horas diarias para el mantenimiento de la comuna era lo esperado.

Las ventanas de su casa apedreadas bastaron para poner punto y final a la Gran División que le había traído el conde, y que, años más tarde, fallecería víctima de la fiebre amarilla. Eso sí, George Rapp, escarmentado, juró que nunca volverían a pillarle con los pantalones bajados y volvió a amasar un capital, supongo que gracias al trabajo de los armónicos que le quedaban, que superaba el medio millón de dólares. La caja fuerte que guardaba bajo su dormitorio aún contiene unas cuantas piezas de oro visibles al visitante.

La sociedad, que, como la Shaker, obligaba al celibato, perduró gracias al trabajo de mano de obra contratada que no practicaba la abstinencia sexual y a sus magníficas inversiones en petróleo y ferrocarriles. Su último gestor, Susie C. Duss disolvió la sociedad en 1905.

Recomendaciones. Destinar unas 3 o 4 horas para la visita. Se puede pasar comida y bebida en la zona de picnic que está en el jardín pero hay que sacar entradas primero en el centro de interpretación. No hay aire acondicionado en las casas a visitar con el guía. Llamar primero para asegurarse de que está abierto, ya que lo lleva un cuerpo de voluntarios.

Y pregunta de Trivia: la película American Pastoral basada en el libro de Philip Roth se rodó aquí, pero me parece que el señor Rapp y sus armonitas aún están sin peli.

viernes, 23 de agosto de 2019

Kit de inglés 158: Touch base

Para la épocas estival, una de juegos: Touch base, el equivalente a nuestro Ponerse en contacto y que literalmente podría traducirse por tocar base. La pronunciación para salir del paso: tach béis y la buena aquí (23:16-17).

Aunque de origen desconocido, parece que la expresión sale de ese saco sin fondo que es el béisbol. Tocar la base es el carrerón que el jugador se tiene que pegar hacia una de las bases para que no se lo invaliden.

[Baseball players John J. McGraw of N.Y. and Frank Chance of Chicago National League baseball, standing beside each other on baseball field]

Esta expresión parece que se utiliza bastante en el gremio de los que se dedican a la venta por teléfono, en especial a los que les da por llamar a la hora de la cena para pillar a todos en casa. No me extrañaría que David Mamet la utilizara en su Glengarry Glen Ross. 

Frase: I will touch base with my friends
Me pondré en contacto con mis amigos

miércoles, 21 de agosto de 2019

¡Más sexo, por favor, que ya tenemos 60!

A los de Pittsburgh, desde luego, parece que el verano les exalta el humor y la creatividad. En julio me encontré con Sex Please, We’re Sixty!  ¡Más sexo, por favor, que ya tenemos 60!, del matrimonio Parker, Michael y Susan, británicos afincados en Florida. Casi al mismo tiempo, un bingo drag queen en beneficio del cuerpo encargado del rescate gatuno. Y por lo que muestra el calendario parece que este tipo de bingo tiene bastante tirón. Y hoy, un karaoke en cueros para los naturistas. Esperemos que el aire acondicionado no les deje sin cantar sus líneas.

Women playing bingo, a very popular game at state fair, Donaldsonville, Louisiana

martes, 20 de agosto de 2019

En la plaza hay un todo a dólar, un Anticipo rápido y...

Pennsylvania The little red schoolhouse /
Es en las pequeñas plazas comerciales de las zonas más devastadas por la economía, donde podremos encontrar casi con toda seguridad un par de tiendas de todo a cien, el equivalente aquí es el dollar store, o tienda del dólar. También son comunes las tiendas donde te dan un anticipo del cheque semanal a un desbordado interés. Los letreros de estos establecimientos suelen anunciarse con las palabras Fast Cash o Quick Cash (las dos formas se pueden traducir por Anticipo rápido). A veces, una oficina de reclutamiento militar y un establecimiento igualmente dedicado a los anticipos, pero esta vez de fianzas, para aquellos que tengan que vérselas con la ley, acompaña el conjunto. Hace unos días que descubrí dos edificios nuevos: un colegio y un instituto. 

Los dos centros educativos pertenecen a la misma institución. Se trata de una entidad concertada. Los dos edificios son grandes y planos, y miran al aparcamiento. He supuesto que los niños matriculados no irán en autobús y que los recogerán sus padres o tutores. Con más de 1000 alumnos en sus aulas (por lo que he leído), no quiero ni imaginar la congestión automovilística que se puede montar. Pero, desde luego, es innegable que mientras los niños están en clase, los padres pueden hacer la compra a tiro de piedra.

lunes, 19 de agosto de 2019

Todos queremos a Mr. Rogers y Tom Hanks no iba a ser menos

Recuerdo que hace unos años me hice una foto junto a la estatua de bronce que tiene Mister Rogers en la zona que se conoce por North Shore (Playa Norte), aquí, en Pittsburgh. A este hijo de la ciudad, nació en una localidad cercana pero vivió toda su vida aquí, aunque parodiado hasta la saciedad por los grandes, Johnny Carson, Eddy Murphy o Jim Carrey se deleitaron en doblar su bondad y la suavidad de sus gestos, (algunos lo veían afeminado y dudaban de su orientación sexual), se le quiere mucho, no solo en Pensilvania sino en todo el país.

Mr. Rogers, Fred, era su nombre, nació sin preocupaciones económicas, (su padre era dueño de una empresa de ladrillos), aunque las piscológicas lo comían. En el colegio era el gordito de la clase, el inevitable objeto de burlas y del temido acoso escolar. Con inclinaciones religiosas y dispuesto a entregar su vida a la causa fue ordenado ministro presbiteriano, de ahí tal vez la procedencia de la delicadeza y mesura de sus ademanes. Pero fue en la Universidad de Pittsburgh en la que también estudió, donde decidió dar un volantazo a su vida para entregársela por entero a los niños. Seguramente el acoso al que fue sometido influyera en esta decisión. Y alguna huella debió dejarle este trauma, porque Fred, al alcanzar la juventud, decidió plantarse en un número que él consideraba mágico: el 143. Número que, además de ser su peso ideal, nunca sobrespasó las 143 libras, menos de 65 kg. metidos en un cuerpo de 183 centímetros, también interpretaba como el número del amor. I love you (Te quiero), Un 1 para I, ya que solo cuenta con una letra, un 4 para love, con cuatro letras, y 3 para you, ya que tiene tres.

La psicóloga infantil Margaret McFarland, profesora en la Universidad de Pittsburgh y coordinadora de un estudio en el que participaba Rogers, tuvo mucho que ver con el éxito de este. Tan grande era la confianza que Rogers tenía depositada en ella, que, hasta el fallecimiento de esta en 1988, actuó como consultora y revisora del contenido que él sacaba en pantalla para su audiencia infantil de lunes a viernes en su Mr. Rogers' Neighborhood (El vecindario del señor Rogers). Casi novecientos capítulos rodados en WQED, la emisora de Pittsburgh. En un principio El vecindario del señor Rogers solo se retransmitía en la zona pero luego, en 1968, alcanzó difusión nacional gracias a la National Educational Television (Televisión Educativa Nacional).

Mr. Rogers era un Juan Palomo: para su serie infantil cantaba, componía la música y letra de las canciones, era un excelente pianista, elaboraba los diálogos y creaba sus marionetas, Daniel, el Tigre de Rayas, su alter ego en las primeras décadas, es la más conocida y probablemente apreciada. En cada capítulo un tema y se atrevía con todos: el divorcio, la muerte, (motivado por la explosión del Challenger), la tolerancia, la creencia en los superhéroes, (la llegada de Superman en el 78 del siglo pasado y de otros superhéroes a la gran pantalla le produjeron gran malestar. Algunos niños habían fallecido tirándose de grandes alturas tratando de emular a estos héroes), el racismo, (en uno de los episodios se le ve remojando juanetes y compartiendo palangana con un amigo, el policía Clemmons, un hombre de color, homosexual en la vida real, no en los episodios, al que después del remojón le secará los pies) o el asesinato (acababan de matar a Bobby Kennedy).

Y aunque Mr. Rogers creía en los valores republicanos, le tocó defender la causa contra los planes que la administración Nixon, cargada con Vietnam, tenía para la televisión pública. Un 1 de mayo de 1969 fue el día en el que Mr. Rogers, con su franca oratoria, logró meterse en el bolsillo al senador Pastore y asegurar así veinte millones de dólares para el proyecto público.

Mr. Rogers siempre comenzaba sus episodios cantándole al televidente menudo si quería ser su vecino. A continuación abría un armario en el que colgaba su chaqueta de jornada laboral y la reemplazaba por otra de punto con cremallera. Después se sentaba en un banco para quitarse los zapatos y sustituirlos por unas zapatillas deportivas. Con estos actos Mr. Rogers pretendía que el niño, a veces ya maltratado por la vida, sintiera el calor de un hogar, aunque fuera a través del tubo. Mr. Rogers verdaderamente tenía esa capacidad para el ensueño, para hacerle creer a uno que era un ser querido y especial. Pero siempre hay desagradecidos que encuentran su irritante voz en los medios de difusión. "Está destruyendo una generación", dijeron en la Fox, en The New York Observer también se recogieron las mismas quejas, como sucediera en el Boston Herald, The Wall Street Journal y otros muchos. A Mr. Rogers lo acusaban de haber creado una generación monstruo, una generación de jóvenes que había acabado convencida, al mantra de Mr. Rogers, de que en verdad eran especiales y, de que, por tanto, no tenían por qué mover un dedo para ganarse esa etiqueta. En una palabra, la filosofía del trabajo se veía amenazada. Estos acusadores fueron incapaces de reconocer el valor cristiano de su sentencia.

A pesar de las críticas, con su voz cálida y su interés genuino por su vecino, Mr. Rogers fue capaz de mantenerse ininterrumpidamente en las ondas hasta el 2003, año en el que falleció. Fue en el 2008 cuando oficialmente se le sacó de las ondas públicas.

En el 2018 Morgan Neville sacó un excelente documenal Won't you be my neighbor? (¿No quieres ser mi vecino?) sobre Rogers y que acabo de ver. También este mes está de gira en Pittsburgh Maxwell King, el autor de la biografía The Good Neighbor: The Life and Works of Fred Rogers (El buen vecino: la vida y obra de Fred Rogers) que salió el año pasado. Y por si no fuera poco en otoño Tom Hanks nos lo traerá a la gran pantalla.

Si se quiere ver colección de marionetas y attrezzo hay que venirse a Pittsburgh, al museo Heinz. Fotos a colgar en el blog si es posible, en cuanto se produzca la visita, programada para noviembre.

Vamos a ver si Tom Hanks es capaz de revivirnos un poco las bondades y el estilo de los políticos estadounidenses y, ya puestos a pedir, de todo el orbe.

domingo, 18 de agosto de 2019

Un gran corazón

Hoy domingo, 18 de agosto, hubiera sido el cumpleaños de un gran corazón, pero un acidente de aviación se lo impidió. Quería entregar personalmente los víveres para aliviar a los damnificados del terremoto que asoló Managua en 1972. Roberto Clemente era de Puerto Rico pero trabajaba en Pittsburgh y, afortunadamente, también tiene su estatua. Aunque han pasado años desde el accidente, seguro que cualquier aficionado al béisbol es capaz, al menos, de identificar el equipo para el que jugaba, los Pittsburgh Pirates, además de las circunstancias de su trágico final. Para el que no guste de este deporte, raro, puede que lo haya conocido en la escuela durante el Mes de la Herencia Hispana, del 15 de septiembre al 15 de octubre. Y si aún así se resiste, no faltan los documentales y material educativo sobre su persona.

Roberto Clemente, El Grande
Considerado uno de los mejores jardineros (posición más alejada del bateador) de la historia del béisbol, fue el primer jugador latinoamericano al que se le concediera la entrada (a título póstumo) en el Salón de la Fama Nacional de Béisbol, en el estado de Nueva York.

Aquí, una foto de la familia, esposa y tres hijos, del 2013, con motivo de la presentación del libro que presenta la humildad, generosidad y sabiduría de nuestro hombre: "Cuando tenemos la ocasión de impactar de manera positiva en la vida de los demás y no lo hacemos, estamos perdiendo el tiempo en la Tierra".

Feliz cumpleaños, señor Clemente.

sábado, 17 de agosto de 2019

Kit de inglés 157: easy as pie

Esta semana, una de gastronomía: as easy as pie. Literalmente fácil como un pastel y que podría traducirse por nuestro estar chupado o ser pan comido. La pronunciación casera: isi as pái. Y la buena en boca del cantante de música country Billy Wayne"Crash" Craddock (segundos 26-29).

Taking out food for dinner at the day community sing, Pie Town, New Mexico

Esta forma se registra por primera vez en 1887 en The Newport Mercury, un periódico de Rhode Island.

Frase: The test was easy as pie.
El examen fue pan comido.

miércoles, 14 de agosto de 2019

¿Quién lo hizo?

A sus estudiantes de literatura creativa en Princeton, Toni Morrison les daba muchos consejos que iban de lo obvio, pero no por ello menos relevante, "Busca un lugar propicio que suelte tu creatividad" hasta un "Cuando escribas no te quejes". Ellen Raskin no contaba con estos mandamientos, aunque con Morrison compartía su extremada atención al detalle y su capacidad para purgar sus escritos. Como Morrison, además de tener en el mes de agosto la fecha de fallecimiento pero de un 1984, Raskin también cuenta con premios literarios, (en 1979 ganó la Newbery Medal, el premio más prestigioso de Estados Unidos en literatura infantil y juvenil con su obra The Westing Game, El Juego de Westing, que tiene película de 1997 pero es horrorosa). El uso irreverente que hacen las dos de la lengua también las une. Morrison la rechaza para volver a reclamarla bajo su prisma de realismo increíble, mientras que Raskin la retuerce con fines humorísticos.

Raskin, autora de libros infantiles y juveniles, no era una sola Raskin. También existía la Raskin ilustradora, hizo más de 1000 dibujos, algunos ganadores de prestigiosos galardones, para las cubiertas de otros libros. Probablemente el más importante fuera el que hiciera para Dylan Thomas de su A Child's Christmas in Wales en 1959 (Las Navidades de un niño en Gales). La Raskin música y compositora dibujó las imágenes y dio las notas musicales a las Canciones de Inocencia de William Blake, uno de sus artistas favoritos, aunque en su lista también entraba Velázquez. Y la Raskin inversora, que, por lo visto, tenía un instinto muy bien desarrollado para las finanzas. Cuando Raskin no estaba ocupada en crear, se la podía ver animando al equipo de hockey en Nueva York, (aunque nació en Milwaukee, Wisconsin, vivía en Greenwich Village), en el zoo o de viaje (los zoos de Tokyo y de Barcelona no le pasaron de largo. Raskin también menciona a España como una de sus pasiones). 

Mystery of Babylon
La meticulosidad de Raskin era bien conocida. A una imprenta le hizo desechar y volver a imprimir unas cuantas copias porque no respetaban las medidas que ella requería. Los dedos infantiles tenían que contar con suficiente espacio para manipular el libro sin tapar las ilustraciones ni los caracteres. Ninguno podia tener más de doscientas páginas, ciento noventa y dos era el número mágico, el uso del gris limitado y los márgenes debían cumplirse con religiosidad. Todo para asegurarse de que al niño se le estaba garantizando una observación limpia y amplia para encontrar las pistas ocultas que le ayudarían a reconstruir la escena y resolver el misterio. Las obras de Raskin son eso: precisión relojera. Una perfecta obsesión por la investigación que, inevitablemente, nos llevará a demostrar quién lo hizo.

Por si interesa, parece que uno de sus libros, The Tattooed Potato and Other Clues, El disfraz disfrazado y otros casos, fue traducido al español.