miércoles, 21 de marzo de 2018

Cif(c,c) = (2 + 2) mod 27 = 4 = E es cifra

Quizás animada por Hidden Figures, Figuras ocultas, la película sobre las mujeres de color en la NASA, y aprovechando que estamos en el Mes de la Mujer y como creo que aún no tiene película, hoy traigo a un personaje digno de Agatha Christie: Elizabeth Friedman, la primera mujer criptoanalista. Con su esposo, William Friedman, trabajó en descifrar mensajes secretos. Y parece que casi ningún código se les resistía a este tándem.

Nacida en Indiana en 1892, en 1915 marchó a trabajar para el coronel George Fabyan, un excéntrico filántropo al que le salía el dinero por las orejas. Elizabeth fue contratada para que estudiara Shakespeare. William ya habia sido contratado con anterioridad para que trabajara en un laboratorio acústico, los Riverbank Laboratories, cerca de Chicago, propiedad del coronel. En el gigantesco complejo que poseía el coronel también vivía otra Elizabeth, Elizabeth Wells Gallup, la cual había sido contratada por el estrambótico coronel para que corroborara que los sonetos de Shakespeare habían sido escritos en realidad por Bacon y que los textos estaban poblados de mensajes secretos. Así es como comenzó la trayectoria de estos futuros criptoanalistas.

Hacia 1917 Fabyan se fue apartando de esta creencia. Y, aunque no despidió a la señora Wells Gallup y siguió invirtiendo en su cifrado bilateral, así se llamaba este sistema, el coronel decidió ofrecer su laboratorio y los esfuerzos de su personal descifrador, unas diecisiete personas, al presidente Wilson para que luchara contra la amenaza alemana. La pareja Friedman lo abandonaría unos años más tarde por falta de pago pero pronto fue contratado por el cuerpo militar.

El descifrado usaba la Tabla Vigenère, en honor a su descubridor francés. Para los que no sepan mucho de descifrados, mencionar que se manejan seis alfabetos extraídos de esta Tabla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario