viernes, 29 de septiembre de 2017

Kit de inglés 60: Somebody’s Gotta Make the Doughnuts


Aprovechando que hoy es el día nacional del café marchando una de donut. Somebody’s Gotta Make the Doughnuts. Literalmente alguien tiene que hacer los donuts y que podría traducirse por a uno le toca trabajar. 

Pronunciación de andar por casa. sámbadi gáda méik de dónuts. Esta expresión salió en 1983 a partir de una frase, Time to make the donuts (Es hora de hacer los donuts), que Fred, el panadero, nos machaca en un anuncio publicitario de Dunkin Donuts. 

Aquí el anuncio.

martes, 26 de septiembre de 2017

El mes de septiembre es el mes para...

Septiembre, además de ser el mes que encumbra los desayunos solo americanos, la seguridad en las mochilas, (esta dedicatoria no la entiendo muy bien, la verdad sea dicha), el mes del burbón, el mes de a comer pollo sea dicho, la pizza baja en calorías o el mes en el que se anima a fomentar la felicidad de los gatos, también es el mes en el que se nos invita a sacarnos el carné de la biblioteca. 


La verdad es que casi todas las bibliotecas públicas americanas en las que he estado, ya sean de pueblo o de ciudad, suelen contar con bastantes recursos. Gentileza del señor Benjamin Franklin y del pueblo de Massachusetts que lleva su nombre, ya que fue este pueblo el que, con buen ojo, adoptó el nombre de tan insigne ciudadano. Franklin no pudo resistirse a tan grato acontecimiento, y donó 116 libros a la ciudad que los habitantes del pueblo depositaron en nuestra primera biblioteca para que estuvieran a disposición de sus habitantes sin ningún costo. Aunque parece que no fue el pueblo de Franklin ni el mismísimo Franklin los que primero pusieron la idea en práctica, sino el reverendo John Checkley, que se atrevió con la primera biblioteca en La Vieja Casa de Estado en Boston. Parece que la inauguró entre 1711 y 1725. Desgraciadamente el fuego se comió años después la colección.

Las bibliotecas acaban de recibir otro espaldarazo con fecha de 30 de agosto por parte de Pew Research Center, un grupo de investigación de estadística y análisis de datos, que nos dice que un 78% de los americanos, sobre todos los milenians, se van a la biblioteca cuando quieren encontrar información con todas sus letras y en mayúsculas, no la que salta en la red a la primera de cambio. El que quiera saber ya sabe: a la biblioteca.

lunes, 25 de septiembre de 2017

Michelle Obama en el VIPÍSIMO

Para los bolsillos con posibles y para los que quieren que les abulte más. Michelle Obama y otros famosos, ricos, por supuesto, pasarán esta semana en Boston dando sus clases maestras sobre cómo saber venderse. El encuentro Inbound, así se lo conoce, es en el Boston Convention and Exhibition Center. Michelle Obama compartirá escenario con Mario Batali, nuestro Karlos Arguiñano, o con el doctor Ed Catmull, cofundador de Pixar, por mencionar a algunas personalidades.

Unas 19000 personas de unos 92 países se pasaron el año pasado. Supongo que con el ardiente de deseo de descubrir la clave del éxito profesional y el secreto para hacer que las albarcas rebosen. Los precios de la admisión varían, dependiendo de lo ambicioso que uno sea y, lógicamente, de lo que pueda costearse. De una entrada sencilla de unos 300 dólares hasta el VIP al que hay que cargarle mil dólares más. Y ya que uno está para arañar todos los secretos que pueda, mejor hacer un esfuerzo e ir al todo o nada y costearse el VIPÍsimo, digo yo.

domingo, 24 de septiembre de 2017

Le saca la lengua a Trump

To Sinai via the Red Sea, Tor, and Wady Hebran. Sinai mountains "in smoke", mist

Mientras Trump se hace el sueco con el Acuerdo de París contra el cambio climático, Boston le saca la lengua y se desmarca anunciando que este verano albergará la decimotercera Cumbre Internacional de Cambio Climático para discutir cómo poder acogerse a los principios de dicho Acuerdo, por mucho que le pese al Presidente.

China y los Estados Unidos serán los principales comensales, pero otros países también se añadirán a la lista. Se supone que los miembros del C40, organización presidida por Anne Hidalgo, alcaldesa de París, tienen su plaza asegurada. De ser así, figuras de Barcelona y Madrid deberían calentar un asiento.

Fecha aún por confirmar.

jueves, 21 de septiembre de 2017

Kit de inglés 59: Rain on my parade

Aunque nació en Londres en el seno de una familia judía de origen ucraniana, Jule Styne creció en Chicago. A los diez años la criatura ya daba conciertos con las Filarmónicas de Chicago o San Luis.

Con la edad, a Styne no le dio por componer música seria, sino que fue en los musicales de Broadway, muchos de ellos se llevaron a la gran pantalla y nos resultan archiconocidos, donde se hizo hueco.

Todo esto para contar que la expresión de hoy, Rain on my parade (estropear el plan de uno o ser el típico aguafiestas) salió de uno de estos musicales: Funny Girl. Música de Styne y letra de Bob Merrill.  Y la expresión es relativamente nueva. En 1969 parece que comienza a usarse con sentido figurativo.

Aquí va la pronunciación de andar por casa. Tu réin on mai paréid.
Esta es la buena. En voz de la Funny Girl. (Segundos 26-28).

miércoles, 20 de septiembre de 2017

¿A qué sabe tu marihuana?

Gracias a los terpenos  pronto los amigos de la marihuana podrán disfrutar de sabores a la carta. Supongo que el de bacon no faltará. Hasta ahora los laboratorios han estado investigando las aplicaciones de la hierba en una búsqueda por mejorar el sueño, aumentar la concentración, disminuir la ansiedad o recobrar la vitalidad, pero ahora nos meterán esas líneas con olor y sabor a jamón o queso, lo que prefiramos para que tengamos un viaje hecho a nuestra medida.

Los terpenos son aceites esenciales que se encuentran en distintas plantas. Son ellos los causantes de que un limón nos sepa a limón o de que el coco lo inunde todo con su apabullante brío. Por lo visto a la marihuana de laboratorio se le quitan previamente estos terpenos y luego se vuelven a añadir para que marquen el gusto y el aroma distintivo. Vamos, digo yo que pronto los catamarías serán capaces de darnos información de cada terpeno con pelos y señales.

lunes, 18 de septiembre de 2017

A Trumpicones

Mañana se estrena Trump con su primer discurso ante las Naciones Unidas. Lo mismo su twitter con el pateo de la loca de Hillary Clinton tirada en el suelo de un bolazo convence a los asistentes de que tienen que estrecharse el cinturón y aflojar la mosca. Nunca se sabe dónde irá a parar la bola.

domingo, 17 de septiembre de 2017

El tornillo está pasado



El martes Hillary Clinton sacó What Happened, (Qué pasó), un libro que recoge su periplo a las presidenciales y las circunstancias, algunas con nombre y apellido, que hicieron fracasar su carrera a la Casa Blanca. Una de esas circunstancias es Bernie Sanders, un hombre de 76 años que seguramente volverá al ataque en las elecciones del 2021. El miércoles, Sanders presentó su llamada a defender la sanidad pública universal. Y parece que esta ocurrencia está aglutinando a los demócratas, y que incluso los más conservadores, como Joe Manchin, senador de Virginia Occidental, están dispuestos a escuchar lo que Sanders tiene que decir. 


Pero me temo que este tornillo de la sanidad pública universal, aunque en el 2021 los demócratas lograran hacerse con la Casa Blanca y el Senado, por mucho que lo apretemos no va a hacer otra cosa que seguir dando vueltas. No importa que para el 2013 unos treinta millones de personas estén sin seguro médico, que entre los copagos, las primas, los deducibles, los coseguros y otras flores, uno pierda el bolsillo y la cabeza. De una u otra manera las aseguradoras se asegurarán de que, en la ecuación, no pierdan ni un dólar. Es cierto que con la sanidad pública universal la clase media sufriría un nuevo varapalo, ya que habría que subir impuestos, pero es dinero que hubiera tenido que desembolsarse de igual manera, quizás más, para calmar el pantagruelismo asegurador.  

Una posición intermedia sería ofrecer la sanidad pública universal a aquellos que quisieran acogerse a ella. El estado sería una alternativa más en la competición. Pero claro, eso es intervencionismo. El tornillo está más que enjabonado.     

sábado, 16 de septiembre de 2017

Kit de inglés 58: to boil the ocean


Y esta semana una de aguas. To boil the ocean. Literalmente (hervir el océano) se utiliza para referirse a una empresa imposible, una tarea tan complicada, que nos desborda. En español se podría traducir por embarcarse en tareas imposibles. Esta expresión se oye bastante en el mundo financiero. La pronunciación de andar por casa. Tu bóil de óushen. Y aquí (segundos 6-8) la buena.

Parece ser que esta expresión se remonta a la Primera Guerra Mundial, y tiene autor. El humorista Will Rogers. Al preguntarle cómo debía actuar los Estados Unidos en el asunto de los submarinos alemanes respondió que hirviendo el océano.

La frase.

In Obama´s first year as President, he was trying to boil the ocean. (En el primer año como presidente, Obama se embarcó en tareas imposibles).

Curiosidad. En 1963 un submarino estratégico del modelo Polaris, ya desmantelado, se bautizó con el nombre de Will Rogers.

miércoles, 13 de septiembre de 2017

¿Qué caras son las que aparecen en las monedas estadounidenses?

Solo la de presidentes que hayan pasado a mejor vida. Con esta decisión se rechazaba el concepto de monarquía. 



Abraham Lincoln es el primer presidente que aparece en una moneda. Allá por 1909 con motivo de la conmemoración de su centenario. Por cierto, que es una ley que tiene vigor a nivel federal el que no aparezcan rostros de presidentes aún vivos.

¿Quién o qué aparecía entonces antes de que Lincoln asentara esta tradición?

Una imagen alegórica de la Señora de la LibertadCristóbal Colón e Isabel la Católica curiosamente fueron las primeras personalidades que aparecieron en las monedas estadounidenses. Se acuñaron con motivo de la celebración de los cuatrocientos años del encuentro con las Américas. En la Exposición Universal de Chicago de 1893 hicieron su debut. Medio dólar se llevó Colón y veinticinco centavos la Reina Isabel.

Por cierto, que existe una excepción presidencial. Y se hizo con Calvin Coolidge para celebrar los ciento cincuenta años de la Independencia de los Estados Unidos en 1926. También era medio dólar. 

martes, 12 de septiembre de 2017

¿Cuáles fueron los libros peor parados en el 2016?


Ahora que se acerca la Semana de los Libros Prohibidos, acontecimiento que se viene celebrando desde 1982 bajo los auspicios de la Asociación de Bibliotecas de los Estados Unidos y de Amnistía Internacional durante la última semana del mes de septiembre, y ya que Kurt Vonnegut también cuenta entre sus tesoros el haber sido presa de la intransigencia literaria de algunos centros escolares, donde se prohibió la lectura de Matadero Cinco por ser considerado anti todo: antiamericano, anticristiano y antisemita, le dedicamos este espacio a la tolerancia. Aquí dejo una lista con el top 10 de los libros peor mirados en el 2016. Por lo visto este año parece que se ha tratado de censurar más libros que el año pasado, aunque también ha aumentado el número de quejas para evitar dicha censura.

lunes, 11 de septiembre de 2017

Las ocho reglas de oro

Y otra de Vonnegut.

Sus 8 reglas de oro para el escritor de relatos.