miércoles, 18 de abril de 2018

Qué nos empacha

Confirmado: un constante atracón de Netflix no es bueno para la salud. A parte de que se quede el culo cuadrado y podamos perder horas de sueño, la amenaza del Alzheimer y de la diabetes engorda. Según un estudio de Medicine & Science in Sports & Exercise que se realizó en 8900 personas, por cada hora que añadimos de tele, las posibilidades de acabar con una condición inflamatoria aumentan un 12%. Y la salud mental tampoco se va de rositas. Otro estudio realizado con 2000 adultos revela que los deja emocionalmente secos, se sienten más solos, deprimidos y con ansiedad. Los de edades comprendidas entre los 18 y los 24 años resultaron ser los más afectados, mientras que los mayores de 55 parecen ser más resistentes. 


La pasión por las series televisivas que ofrece este servicio es tal, que otro estudio, esta vez realizado con 37056 respuestas de distintos países, entre ellos España, revela que un 67% de estos usuarios no tienen ningún problema en darse el atracón en zonas públicas, y sí, el váter también cuenta. Como pasa con los fumadores pasivos, la Netflixoadicción de los que se encuentran en la onda expansiva del usuario se exacerba. En el trabajo, la adicción amaina un poco, ya que solo un 37% de los encuestados admite la gargantuada. Aspirar a la vida de los otros y hundirla en el sofá, control remoto en mano con cuidado de que no nos lo quiten, aunque estemos a solas o como mucho con nuestro perro, parece que nos está dejando peor de lo que estamos.     

No hay comentarios:

Publicar un comentario