domingo, 16 de abril de 2017

Caerse es otra forma de moverse

Buceando en la red he visto que hoy, 16 de abril, para mí aún es 16, hubiera sido el cumpleaños de un grande de la pantalla: Charles Chaplin. Hoy, también hubiera cumplido años otro grande, y, aunque lo suyo no eran exactamente la mímica y las películas mudas, su profesión sí que tenía mucho de expresividad, sobre todo corporal. Me refiero a Merce Cunningham, el sensacional bailarín y coreógrafo. Con John Cage, su compañero, músico y filósofo, desarrolló el método estocástico, una forma de generar material de manera aleatoria. 

Revisando su biografía he recordado que fue profesor en Black Mountain College, probablemente uno de los refugios más importantes del vanguardismo de los años 30 y 40 en Estados Unidos, que, por problemas económicos, tuvo que cerrar sus puertas en la década siguiente. Por aquí pasaron John Cage, Buckminster Fuller o Walter Gropius. Uno de los alumnos fue Robert De Niro Sr., padre del famoso actor. 

Black Mountain College está atravesado por los Apalaches en una ciudad que tenía y aún tiene mucho atractivo para los que se consideran creadores y artistas. Sin ir más lejos, Rafael Guastavino, el diseñador y arquitecto, descansa en esta ciudad, y Zelda Fitzgerald perdió la vida aquí, en Asheville. 

Aquí dejo una entrevista con el maestro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario