lunes, 15 de enero de 2018

Una erre y dos emes

Hoy, Día de Martin Luther King, Jr., América sigue celebrando las tres cruces que el Reverendo mencionara un 31 de agosto de 1967 en Chicago. "Materialismo, militarismo y racismo". Esta creencia, como era de esperar, le valió a King un año más tarde el título de "comunista confeso de corte marxista leninista" por parte del FBI. Parece ser que a J. Edgar Hoover, el primer director de esta Organización, se le atragantaban las críticas de King. El odio de Hoover alcanzó tales cotas, que no solo lanzó una feroz campaña contra King en la que iba incluida una invitación al suicidio, sino que además, consciente de los múltiples complots para asesinar al Reverendo, Hoover los ignoró, prohibiendo a los agentes del FBI que lo protegieran. A Hoover, por los dosiers que le entregó al presidente Johnson, parece que lo que le ponían los pelos de punta eran sus aventuras extramatrimoniales y su antiamericanismo.

El sábado que acabamos de pasar, estuve en Boston University. Fue en esta universidad en la que el Doctor fraguó su ideario. Al final del pasillo de la Biblioteca Mugar, se abre una pequeña galería recorrida con vitrinas de ilustres alumnos. Al levantar la vista, el rostro de King nos mira desde un gran lienzo que parece estar hecho de loneta. A sus pies, "Materialismo, militarismo y racismo". Sueño aún, Dr. King.

No hay comentarios:

Publicar un comentario